Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
China

MUNDO

Shanghái continúa en confinamiento: crece el malestar entre los habitantes

Más de 15.400 nuevos contagios fueron registrados en la última jornada, que enfrenta el mayor brote registrado desde el inicio de la pandemia.

Este viernes, las autoridades de China ratificaron que seguirán adelante con su estrategia de «Cero Covid» pese al creciente malestar entre los habitantes de Shanghai, que llevan confinados desde inicios de abril y protestan con cacerolazos desde sus casas contra esta política sanitaria del Gobierno contra la pandemia del coronavirus.

Según los datos oficiales, más de 15.400 nuevos contagios fueron registrados en la última jornada en el país, que enfrenta el mayor brote registrado desde el inicio de la pandemia. La política de «Cero Covid» estipula el confinamiento, tras la aparición de nuevos casos de coronavirus, una cuarentena para las personas positivas -incluso si son asintomáticas- y testeos masivos de la población, informó Télam.

«Es un arma eficaz para prevenir y controlar la epidemia» en China, donde viven 1.400 millones de personas, dijo a la prensa el viceministro de Salud, Li Bin. «Nuestro país es muy poblado, con desequilibrios regionales en términos de desarrollo y una falta de recursos médicos. Si relajamos (las medidas) y dejamos que el virus se propague, muchas personas se infectarán», sentenció.

Esta estrategia permitió al país limitar el número de muertos por coronavirus, que oficialmente es menor a 5.000. Sin embargo, los largos confinamientos pesan tanto sobre la economía como sobre el estado de ánimo de la población. Shanghai, la ciudad más grande y capital económica de China, es actualmente la más afectada y sus residentes se quejan de no tener suficientes verduras frescas ni carne.

El confinamiento constituye también un enorme desafío logístico para esta urbe, sede del puerto más activo del mundo, donde la falta de personal de reparto, complica el abastecimiento de sus más de 26 millones de habitantes. En Shanghái, las autoridades registraron este viernes 52 nuevas víctimas mortales, que no estaban vacunadas.