Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Quinta de Olivos

POLÍTICA

Sobreseyeron a varios artistas por las «visitas VIP» a la Quinta de Olivos

La decisión fue tomada por el juez Mirabelli tras varios meses de radicadas distintas denuncias contra las personalidades.





banner

La causa por las «visitas VIP» a la Quinta de Olivos de a poco está llegando a su fin. Es que el juez federal de San Isidro Lino Mirabelli resolvió este viernes sobreseer a varios artistas que acudieron al chalet presidencial durante la cuarentena estricta por coronavirus. Por distintos motivos, allí se habían encontrado con Alberto Fernández y otros funcionarios del Gobierno. Entre los absueltos, se destacan Florencia Peña y Adrián Suar.

“Los episodios aquí analizados se enmarcan en un espacio temporal en el que regían múltiples obligaciones, restricciones y reglas de conducta dirigidas a los ciudadanos, instrumentadas por las autoridades competentes, con el objetivo de resguardar la salud pública y contener la diseminación de la pandemia de COVID-19”, introduce el fallo del juez, según consignó NA.

Quiénes se salvaron y la justificación

En su escrito, Mirabelli advierte que “no puede obviarse que el escenario normativo que regía en materia sanitaria permitía que prosiguieran funcionando una serie de actividades que estaban dispensadas de los alcances de las restricciones”. Tras ello, el juez justificó por qué absolvió tanto a Peña como a Suar, pero también al productor teatral Carlos Rottemberg y al actor y militante opositor Luis Brandoni.

El magistrado entendió que los denunciados por «visitas VIP» “se desempeñaban como actores, productores y/o empresarios de medios audiovisuales o teatrales, actividades que fueran detalladas en las respuestas del Administrador General de la Residencia Presidencial de Olivos como causas motivadoras de sus respectivas visitas”.

A tal efecto –continúa el fallo–, “se carece de indicio alguno que permita sugerir que las asistencias de los nombrados a la residencia oficial tenían objetos extraños a esa gama de actividades, o bien que insinúe que habrían sido convocados con motivos ajenos a las funciones e incumbencias propias de las autoridades del gobierno nacional”.

Asimismo, la decisión de Mirabelli descarta la violación de las medidas de propagación de la pandemia, “siempre que los comportamientos analizados estuvieran razonablemente dirigidos a la producción de las actividades y/o servicios que estaban expresamente dispensados de cumplir con las restricciones”, aclara. Y concluye: “No se habría generado transgresión alguna a las medidas sanitarias en razón de la pandemia”.

Los asistentes de Dylan, también absueltos

Cabe mencionar que el mismo falló alcanzó también al adiestrador y al veterinario de Dylan, perro del Presidente. “Las autorizaciones efectuadas para que Ariel Alonso Zapata y Lautaro Romero ingresaran al predio para desarrollar sus actividades veterinarias y/o de adiestramiento canino, tampoco lucen irrazonables desde el punto de vista de las funciones oficiales que le fueran asignadas a la administración general de aquella dependencia”, sostiene la sentencia.