Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Kirchnerismo

POLÍTICA

Un juez temido por el kirchnerismo mete presión en el Consejo de la Magistratura

El jueves se desarrollarán las elecciones de este órgano judicial clave que el oficialismo tiene intenciones de aplicar una reforma.

<


Esta semana se desarrollarán las elecciones del Consejo de la Magistratura, uno de los órganos judiciales clave en la Argentina. En este marco, irrumpió un juez temido por el kirchnerismo. Se trata de Germán Castelli, trasladado por decreto del expresidente Mauricio Macri de un tribunal bonaerense al que juzgará la Causa Cuadernos contra la actual vicepresidenta Cristina Kirchner, entre otros implicados.

Castelli apareció en una semana determinante y metió presión en la elección de consejeros al adelantar su apoyo a la candidata del sector más conservador de los aspirantes a un lugar en la Magistratura. Su alusión fue hacia Agustina Díaz Cordero, excolaboradora del exministro de Justicia Germán Garavano e hija de la exjueza María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero, quien tenía entre sus causas la de la empresa Correo Argentino S.A., según informó NA.

Su planteo

Mientras atraviesa una situación similar a la de sus colegas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, aunque aún espera una definición de la Corte Suprema de Justicia, Castelli apareció este martes con un comunicado. En el mismo, criticó el “tóxico y nocivo desempeño institucional” del Consejo y advirtió que la postulante de la Lista Celeste –opositora y más cercana al peronismo– no garantiza la independencia de los magistrados.

“El tóxico y nocivo desempeño institucional del organismo en el último tiempo llevó al máximo tribunal argentino a procurar sabiamente un remedio efectivo y real para la sociedad”, expresó Castelli. La elección de una nueva consejera jueza fue un mandato del máximo tribunal, que a finales del año pasado anuló la reforma del Consejo que rigió durante más de tres lustros, y emplazó a que el 15 de abril tenga nuevamente una integración de 20 consejeros.

Acorde a lo manifestado por Castelli, los comicios de jueces serán “una buena oportunidad para interpelar a las candidatas y sus espacios representativos frente a la población”. En esta línea, el magistrado calificó de “insólita e ilegal” la decisión del Consejo de anular los traslados de jueces durante el gobierno de Cambiemos y criticó especialmente la postura del actual presidente del cuerpo, el camarista federal Alberto Lugones (Lista Celeste), quien acompañó la decisión de regresar a los jueces trasladados a sus cargos originales.

“Su actuación fue decepcionante e hiriente para el sistema republicano, en tanto aportó el voto decisivo para activar un demoledor ataque a la independencia de la Justicia con su consecuente afectación a la estabilidad en la magistratura y el principio de juez natural”, disparó Castelli, y atacó a la candidata del mismo espacio político que Lugones, la jueza Viviana Dobarro, una de las postulantes para ocupar el cargo de consejera.

“¿Cree en la independencia de la magistratura de todo poder? ¿Hasta qué punto está dispuesta a defenderla?”, se preguntó Castelli. Seguidamente, respaldó la postura de la Lista Bordó, el ala más conservadora en la Asociación de Magistrados, que tiene como su representante en el Consejo al camarista Ricardo Recondo.

“Es indiscutible, lamentablemente, el descrédito del Poder Judicial, pese a que cientos de jueces y juezas viven de su salario y trabajan a lo largo y ancho del país en silencio, con esfuerzo, honestidad, eficacia y plena responsabilidad”, destacó Castelli, y sentenció: “Pero de nada servirá evolucionar normativamente en pos del bienestar general y del afianzamiento de la Justicia, si sus operadores no se comprometen a ello”.