Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Víctor Hugo Morales

ESPECTÁCULO

Víctor Hugo Morales mezcló la política con la religión: «Jesús era de izquierda»

La obsesión de Víctor Hugo Morales por defender los ideales socialistas provocó una polémica comparación.

<

Víctor Hugo Morales, periodista cercano al kirchnerismo, realizó una editorial comparando valores religiosos con la política actual. En ese marco, sostuvo que Jesús era de izquierda porque buscaba «transformar» el mundo desigual en el que vivía. Además, dijo que los que asesinaron a Cristo hoy representarían a la derecha como el caso de los fanáticos de Jair Bolsonaro o Donald Trump.

«Es un día en el que pensamos en la cruz, pero cuando decimos la cruz podemos pensar en Jesús, pero también en la cruz de la inflación. Yo encontré varias cruces que tenemos que arrastrar. La cruz de la derecha que debe ser la que mató a Jesús, no tengo dudas», expresó Morales en una editorial corta y concisa para la radio AM 750.

«Los que mataron a Jesús eran políticamente de derecha y Jesús seguramente era de izquierda en ese mundo en el que quería transformaciones y luchaba por ellas y por eso lo mataron. Tenemos que arrastrar la cruz de Bolsonaro y Trump. La cruz de la injusticia y de la Corte Suprema que tenemos en Argentina», explicó el locutor uruguayó.

«La cruz de las peleas internas, de los celos, de las envidias, de las ingratitudes, de la pertenencia al FMI, la cruz de la guerra, de las mentiras, la de Clarín. Nos animamos todavía a mirar con esperanza», recitó el relator de fútbol como si se tratar de una poesía sobre la realidad social y política de Argentina. También, habló sobre el aniversario de la Time Warp, una fiesta electrónica trágica que sucedió en Costa Salgueiro (CABA) en 2016, donde murieron 5 personas por consumir drogas y que sigue sin justicia.

La fiesta que debía ser controlada por el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta no contaba con agua corriente. Por otro lado, la capacidad del lugar era de 13.000 personas, cuando se cree que hubo más de 20.000 participantes. Los que se animaron a las ingestas de éxtasis, metanfetaminas y otras sustancias se deshidrataron por falta de agua. Incluso se vendieron en el evento botellas de agua con precios elevadísimos.