Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Volodímir Zelenski recibe a los presidentes de Polonia y países bálticos

La comitiva se compone con Alar Karis, de Estonia; Egils Levits, de Letonia; Gitanas Naus?da, de Lituania y el polaco Andrzej Duda.

<

Los presidentes de Estonia, Letonia, Lituania y Polonia viajaron hacia Kiev con la finalidad de llevar apoyo político a Ucrania invadida por Rusia. Los líderes se reunirán con el mandatario Volodímir Zelenski, con la discusión de la asistencia que presentarán sus países al ejército ucraniano y la población civil como uno de los temas centrales sobre la mesa.

La comitiva se compone con Alar Karis, de Estonia; Egils Levits, de Letonia; Gitanas Naus?da, de Lituania y Andrzej Duda de Polonia. «Rumbo a Kyiv con un fuerte mensaje de apoyo político y asistencia militar. Lituania seguirá apoyando la lucha de Ucrania por su soberanía y libertad. ¡Juntos hacia la victoria!», expresó Nauséda a través de la red social Twitter, informó NA.

El ministro de Asuntos Exteriores de Letonia, Edgars Rink?vi?s, opinó que Rusia es el único país del mundo que necesita una desnazificación verdadera. «Después de tantas escenas horribles de genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos por las tropas rusas en Ucrania, está claro que el único país del mundo que necesita una verdadera desnazificación es la Federación Rusa», tuiteó Rink?vi?s.

La visita se produce después del encuentro del martes en Varsovia entre Duda y el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, cuya intención era sumarse a esa visita, pero a quien desde Kiev le trasladó Zelenski que su presencia no era deseada. El propio Steinmeier explicó posteriormente, aún en la capital polaca, que se le había trasladado esta negativa desde Kiev, cuestión que lamentó.

El rechazo ucraniano a la presencia del presidente alemán se debe a sus antiguos vínculos con el gaseoducto germano-ruso Nord Stream, puntal de la dependencia actual de Alemania del gas ruso. Steinmeier fue ministro de la Cancillería con el socialdemócrata Gerhard Schröder, quien suscribió el acuerdo para la construcción de primer gasoducto con el presidente ruso, Vladímir Putin, en 2005.