Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández amenazó con echar a los funcionarios que no aprueben la suba de tarifas

En su viaje a Europa, Alberto Fernández cambió su discurso medido y mandó una advertencia a funcionarios kirchneristas.

<


En su viaje a Europa, Alberto Fernández cambió su discurso medido y mandó una advertencia a funcionarios kirchneristas. El Presidente, este martes, criticó a Cristina Kirchner y llamó la atención ya que anteriormente no lo había hecho. El miércoles corrió un mensaje por los pasillos de Casa Rosada. El mandatario piensa en remover del cargo a aquellos funcionarios que no estén dispuestos a firmar la suba de tarifas.

El jefe de Estado argentino se encuentra en el «viejo continente», donde ya visitó España y este miércoles pisó suelo alemán. Allí se reunió con el canciller Olaf Scholz y posteriormente brindaron una conferencia de prensa. En el mientras tanto Alberto Fernández aprovechó para lanzar ataques a la agrupación que lidera y conduce Cristina Kirchner.

En su viaje a España, el Presidente brindó una entrevista al diario El País y allí mostró una mirada más crítica de lo normal hacia la vicepresidenta. “Creo que (la de Cristina) es una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende todo los que nos tocó pasar en el medio», aseguró. Insistió en remarcar que él es quien toma las decisiones en el Gobierno.

Posteriormente a sus declaraciones, un nuevo mensaje interno sacudió a la Casa Rosada. Esto sucede porque el ministro de Economía, Martín Guzmán, proyecta una suba de tarifas en los servicios de gas y luz. El foco está en la segmentación. Según contó el economista, el objetivo del Gobierno es quitarle los subsidios a aquellas personas que tienen no necesitan las facturas subsidiadas.

Ante esta nueva medida, Alberto Fernández amenazó con destituir a los funcionarios que se nieguen a firmar dicho aumento. «Quien no puede tomar esa decisión no puede seguir en el Gobierno», fue el mensaje que llegó, contó TN. Se estima que la decisión que tomaría el Presidente se debe a que la aceptación de la segmentación tiene que venir por parte del kirchnerismo.

La encargada de darle el visto bueno a la medida que tomó el mandatario junto a Martín Guzmán es Soledad Manín, responsable del ENRE. Ésta responde a Federico Basualdo, subsecretario de Energía y uno de los que se encolumna detrás de la vicepresidenta. La advertencia tiene como destinatario, también, a Darío Martínez, secretario de Energía y allegado a Máximo Kirchner.