Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
AMIA

SOCIEDAD

Causa AMIA: el juez Rafecas renovó las alertas rojas hasta 2027 contra los iraníes sospechosos

La medida asigna prioridad a la detención internacional de exfuncionarios involucrados en el atentado a la AMIA.

El juez federal Daniel Rafecas extendió hoy la vigencia de las alertas rojas de Interpol contra los iraníes sospechosos por el atentado contra la sede de la AMIA. Las capturas vencen cada cinco años y las actuales caían el 7 de noviembre próximo. En ese contexto, el magistrado del juzgado federal dispuso extender las capturas por un nuevo período hasta el 2027.

Las órdenes de captura internacional con carácter prioritario para Interpol, según informó NA, recaen sobre Mohsen Rezai, comandante del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución entre 1993 y 1994);  Ahmad Vahidi, comandante de la fuerza Al Quds perteneciente al Cuerpo de los Guardianes de la Revolución al momento del atentado; y Alí Fallahijan, ministro de Inteligencia y Seguridad de Irán entre 1989 y 1997.

En el listado, se incluyen a Ahmad Reza Asghari, tercer secretario de la Embajada de Irán en la Argentina hasta el 23 de julio de 1994 (cinco días después del ataque) y Mohsen Rabbani, consejero Cultural de Irán en Buenos Aires desde el 3 de marzo de 1994 hasta 1998. Rafecas dispuso la extensión de las alertas rojas para la detención con fines de tomarles a los imputados las declaraciones como acusados, tal cual lo dispuso el ex juez Rodolfo Canicoba Corral el 9 de noviembre de 2006.

Motivos de las órdenes de captura

La orden de captura se fundamenta en las investigaciones para dar con los autores del atentado a la mutual judía, con el organismo terrorista Hezbollah como principal sospechoso. Desde Irán, al acusar a altos funcionarios, siempre se habló de un complot en su contra, se criticó la investigación argentina y se han negado a prestar colaboración con los tribunales locales.

Impunidad en la causa AMIA

Los iraníes acusados no solo no han tenido un proceso judicial en su contra, sino que han podido viajar por todo el mundo, compartir espacios con miembros de altos cargos y seguir con la carrera política. Uno de los casos más polémicos ocurrió hace unos meses, cuando Moshen Rezai participó en la asunción de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, junto con el embajador argentino Daniel Capitanich. 

El año pasado, el presidente iraní, Ebrahim Raisí, propuso para ocupar el cargo de ministro de Interior al extitular de Defensa Ahmad Vahidí. La Cancillería Argentina consideró en un comunicado “una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) (…) la nominación de Ahmad Vahidí a un puesto ministerial en Irán”.

Anteriormente, el exjefe de Hezbollah, Imad Mugniyah, estaba incluido en la lista de captura de Interpol, pero falleció en 2008 por la explosión de un vehículo con explosivos, sin ser juzgado ni condenado. El fiscal Alberto Nisman fue quien inició la investigación y lo acusó de ser el autor intelectual tanto del atentado a la AMIA como de la embajada de Israel, ocurrido dos años antes, en 1992.