Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Javier Milei

POLÍTICA

Debate Javier Milei-Juan Grabois: la curiosa coincidencia entre ambos

En medio de intensidad y la tensión entre dos ideas totalmente opuestas, hubo lugar para puntos en común.

<


El debate entre Javier Milei y Juan Grabois tuvo este domingo su segunda parte al aire de Net TV. Tras el intenso intercambio emitido en la noche del sábado, el diputado nacional y el dirigente social encontraron entre sí algunas coincidencias. Una de ellas muy curiosa: el tema manteros y vendedores ambulantes. Claro que hubo momentos de máxima tensión, como cuando el líder del MTE cuestionó un aspecto del “liberalismo total” que promueve el economista.

La coincidencia

“Si está este conflicto entre los comerciantes formales que están ahí y mis compañeros vendedores ambulantes, y vos tenés que decidir si sacarlos o no sacarlos, ¿qué hacés?”, le planteó Grabois a Milei. Para contestarle, el legislador se paró desde la defensa del libre mercado y sustentado en las distorsiones a raíz de la carga impositiva sobre los comerciantes.

El economista sostuvo que en un escenario ideal de competencia libre, los pequeños empresarios no se opondrían a los vendedores ambulantes. “No lo denostarías como mantero. Sería un competidor más y tendrías que ofrecer un producto de mejor calidad, con un mejor precio para que vayan a tu negocio y no al mantero”, dijo Milei sugerentemente.

Frente a esa respuesta, y para asegurar lo que había escuchado, Grabois insistió: “Entonces, vos hubieses decidido, si fueras el jefe de Gobierno de la Ciudad (de Buenos Aires), no sacar a los manteros”. “Obviamente”, le dijo Milei, y continuó: “Lo mismo para los cartoneros y todas las personas que se ganen el dinero honestamente. No tenés por qué joderlas”, concluyó el líder de La Libertad Avanza.

Otro punto en común

Por otra parte, ambos dirigentes analizaron la figura de lo que Milei denominó “empresaurios”. Es decir, aquellos que manejan los mercados más importantes de la Argentina y del mundo, incidiendo implícita y explícitamente en el poder. El libertario lo sintetizó de la siguiente manera: “Capitalismo de libre empresa”. Al respecto, dijo que a esa clase de empresarios “no los quiere en su mundo”.

En tanto, Grabois habló de una “catástrofe presente” y aseguró que “las corporaciones están aliadas con el poder político corrupto”. “En eso, cuando Milei dice ‘Algo anda mal’, algo anda muy mal”, subrayó. Y consideró que “el poder político, que debería ser la organización de la polis para el bien común, está absolutamente subordinado a la necesidad del capital”.

La pregunta de Grabois que incomodó a Milei

Luego, Grabois le planteó: “Si vos tenés que elegir entre no comer y ser explotado durante 18 horas o 14 horas, o 10 horas, yo elegiría ser explotado, pero esa no es mi voluntad”. A lo que Milei le respondió: “¿Cómo que no? También podés elegir si querés morirte (de hambre). Y claro. Obvio”. “Yo no quiero ni la horca ni la guillotina, quiero la libertad”, sostuvo el referente del Frente Patria Grande.

El periodista y moderador del debate Jorge Fontevecchia se metió en la charla y le retrucó: “¿Sinceramente defendés el derecho a morirse de hambre?”. “Cada uno puede hacer de su vida lo que se le da la gana”, dijo Milei. Fontevecchia insistió: “Pero sinceramente en esa situación a una persona no solamente la hacen trabajar 18 horas”. Y el diputado sentenció: “Si tenés la posibilidad de trabajar y alguien lo eligió, prefirió no trabajar y que sus hijos se murieran de hambre”.

Milei vs. Espert

Durante otro tramo de la charla, Milei buscó diferenciarse de otro político de su rama, como el diputado José Luis Espert (Avanza Libertad). Sobre el también economista liberal, afirmó que “cree en el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad”.

Esto último, Milei lo relacionó con el debate del aborto: “Así como estoy en contra del aborto, estoy en contra de la pena de muerte, porque no puedo ir contra la vida. Podés pensar el sistema en un montón de dimensiones”, resaltó.