Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
España

MUNDO

El polémico regreso de Juan Carlos I a España

El lunes viajará a Madrid para estar con su esposa Sofía, su hijo el rey Felipe VI y su familia, para luego volver a Abu Dabi.

<

El rey emérito Juan Carlos I, padre del rey Felipe VI, volvió a España el jueves, tras dos años de su salida hacia Emiratos Árabes Unidos en medio de sospechas de corrupción. El mismo llegó en un avión privado al aeropuerto de Vigo, de Galicia, para una breve visita.

Al llegar, fue recibido con un abrazo por una de sus hijas, la infanta Elena. Luego, fue a Sanxenxo, una localidad costera gallega en donde presenciará una regata de vela en la que participa el «Bribón», el equipo que el antiguo monarca solía liderar, informó NA. El lunes viajará a Madrid para estar con su esposa Sofía, su hijo el rey Felipe VI y su familia, para luego volver a Abu Dabi.

Polémica con el rey emérito

En marzo, las investigaciones judiciales contra el exmonarca de 84 años se archivaron. En éstas, había muchas revelaciones sobre el origen de su fortuna que han dañado su imagen y la de la monarquía española. Es por eso que, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, trató de hacer todo lo posible para mantener la discreción sobre su regreso y se opuso a que durmiera en el palacio de la Zarzuela de Madrid. Es por eso que Juan Carlos I dormirá en casa de un amigo en Sanxenxo.

Escándalos

Además de las revelaciones sobre la fortuna de Juan Carlos I, hubo otros asuntos, entre ellos un viaje a cazar elefantes a África con su amante Corinna Larsen en 2012. Esto sucedió en plena crisis económica y fue descubierto por un accidente. Debido a esto, salió públicamente a pedir disculpas.

Otro problema en el que se lo vio involucrado fue en 2017 por estar ligado a Iñaki Urdangarín, su yerno. El mismo fue condenado a seis años de prisión por negocios ilegales que hizo al frente de la fundación que encabezaba, en un juicio en el que también tuvo que sentarse en el banco de los acusados su hija, la infanta Cristina, quien fue condenada a pagar una multa.