Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Joe Biden

MUNDO

Estados Unidos compartirá tecnologías para fabricar vacunas contra el coronavirus

En el marco de la segunda cumbre mundial sobre el virus, el presidente Joe Biden también anunció que el país destinará 200 millones de dólares a un fondo de salud global.

En su discurso de apertura de la segunda cumbre mundial sobre el coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que su país compartirá tecnologías utilizadas para fabricar vacunas a través de la OMS. Además confirmó que se está trabajando para expandir las pruebas rápidas y los tratamientos antivirales para poblaciones de difícil acceso.

«Estamos poniendo a disposición tecnologías de salud que son propiedad del Gobierno de los Estados Unidos, incluida la proteína de punta estabilizada que se usa en muchas vacunas», dijo. Washington aportará 200 millones de dólares más a un fondo de salud global para la preparación para futuras pandemias en el Banco Mundial, lo que eleva su contribución total a 450 millones de dólares.

La cumbre, organizada conjuntamente por Estados Unidos, Belice, Alemania, Indonesia y Senegal, se lleva a cabo virtualmente este jueves para que los países discutan los esfuerzos para poner fin a la pandemia y prepararse para futuras amenazas a la salud.

Al menos otros 14 países -Canadá, Colombia, India, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Palau, Ruanda, Sudáfrica, Corea del Sur, España y Tanzania- así como la OMS, la Comisión Europea, compañías del sector privados, empresas del sector como Google, y organizaciones no gubernamentales como la Fundación Bill y Melinda Gates, asisten a la cumbre, informó Reuters.

«Esta cumbre es una oportunidad para renovar nuestros esfuerzos, para mantener el pie en el acelerador cuando se trata de controlar esta pandemia y prevenir futuras crisis de salud», dijo Biden. «Todavía queda mucho por hacer. Esta pandemia no ha terminado», agregó el demócrata, el día en que Estados Unidos anunció que un millón de personas fallecieron por el virus desde el inicio de la pandemia.