Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Frente de Todos

POLÍTICA

¿Fin de la grieta?: el kirchnerismo y el albertismo se reunirán para institucionalizar el Frente de Todos

Dirigentes del peronismo se reunirán en Mendoza para institucionalizar el Frente de Todos.



Dirigentes del peronismo se reunirán en Mendoza para institucionalizar el Frente de Todos. En medio de la voraz interna que hay entre el albertismo y el kirchnerismo, habrá un cónclave donde también estará el peronismo que se contrapone a la coalición de Gobierno. La reunión tendrá lugar en la capital de la provincia cuyana este sábado a partir de las 10.

Quienes participarán del evento son Sergio Massa, Wado de Pedro, Juan Manzur y Juan Mauel Urtubey como representante del peronismo disidente. En el marco de una grieta cada vez más profunda, el Partido Justicialista tendrá como objetivo institucionalizar y ampliar la coalición gobernante. Se busca avanzar en consensos por eso estarán representantes de los diferentes sectores que componen el Frente de Todos.

Cuenta Sebastián Aulicino, de TN, que la principal responsable de que se lleve a cabo la reunión fue la senadora por la provincia de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti. La parlamentaria es una fiel seguidora y allegada a Cristina Kirchner. Algunos creen que pactó este encuentro para que, los que cuestionan la gestión de Alberto Fernández, le pongan límites al representante del albertismo como Juan Manzur.

También se espera que estén presentes los dos presidentes del interbloque del Frente de Todos en el Senado. Juliana Di Tullio y José Mayans, una por Unidad Ciudadana y el otro por el Frente Nacional y Popular. Al mismo tiempo se confirmó que formará parte de la reunión Hugo Yasky, diputado kirchnerista. Por otra parte se estima que se unirá Sergio Uñac, gobernador de San Juan.

“Lo que estamos haciendo en Mendoza es dar un marco para los debates internos, y la casa natural de las discusiones es el Partido Justicialista”, había asegurado la mentora del cónclave. En ambos sectores disidentes temen que la interna tenga un impacto social. Algunos sospechan que las peleas puede hacer que el Gobierno termine de mala manera. Otros sostienen que hasta el mismo Frente de Todos puede implosionar.