Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gerardo Morales

POLÍTICA

La Jujuy de Gerardo Morales suma el segundo pedido de intervención federal

Esta vez fueron los diputados del Frente de Todos que temen por el avance del Ejecutivo sobre el Poder Judicial.





banner

Corría febrero del año 2020, cuando el senador jujeño Guillermo Snopek pedía la intervención federal del Poder Judicial de Jujuy. En aquel momento nadie se hizo eco de lo que decía el legislador. Él advertía que el gobernador Gerardo Morales había avanzado sobre el Poder Judicial, a tal punto de convertir a la Justicia en una suerte de escribanía que suscribía los pedidos de detención del mandatario. 

Hoy, hace unas horas, mucho tiempo después, aquella semilla que sembró el senador empezó a germinar y los diputados nacionales del Frente de Todos (FdT) Federico Fagioli, Itaí Hagman y Natalia Zaracho, también presentaron en la Cámara Baja un proyecto pidiendo lo mismo que Snopek: que una intervención garantice la forma democrática y republicana del Gobierno en la provincia de Jujuy

Hace dos años, cuando se presentó el primer pedido para que el Estado nacional actúe en la provincia de Jujuy, poniéndole límites al mandatario, habían trascendido audios en los que el presidente del Superior Tribunal de Justicia de esa provincia, Pablo Baca, dijo que la dirigente social Milagro Sala está presa «no por sus delitos, sino para que no tengamos que volver al quilombo permanente, a los cortes, a la quema de gomas». 

Ahora, la situación, lejos de mejorar, empeoró dramáticamente. Una avanzada de Gerardo Morales lo dejó a pocas horas de hacerse con el control del Superior Tribunal de la provincia. Tras las quejas de la diputada por Jujuy, Carolina Moisés, sus compañeros de bancada tomaron nota y elevaron ante la Cámara Baja la solicitud para que se intervenga la Justicia. 

«Actualmente, Morales continúa profundizando este plan premeditado de cooptación y avasallamiento sobre dicho poder del Estado provincial, configurando una situación de gravedad institucional intolerable«, se puede leer entre los fundamentos de la presentación del proyecto. Además recordaron que Morales «forzó la renuncia de tres miembros del Supremo Tribunal y pretende forzar la renuncia de tres integrantes más con el claro objetivo de imponer una mayoría propia». 

¿Puede prosperar el proyecto? 

Las posibilidades de que este proyecto avance, si uno mira los números en la Cámara Baja, son bajas, porque para prosperar necesita las dos terceras partes de los votos. Juntos por el Cambio podría evitar, con tranquilidad, que esta iniciativa del Frente de Todos prospere. Pero cuando uno analiza el paño político, las chances de que el peso de una Intervención Federal caiga sobre Jujuy aumentan considerablemente. 

Gerardo Morales no es la moneda más reluciente de Juntos por el Cambio, pero sí es la que tiene el brillo más molesto. Sus constantes ataques a Mauricio Macri le valieron la enemistad de varios diputados de la alianza opositora, por lo que desde la provincia norteña ya empezaron a operar para frenar el proyecto del Frente de Todos, porque esta sorpresiva presentación del oficialismo cayó como un baldazo de agua fría en las tibias intenciones de Morales, de alcanzar la presidencia.