Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Luis Brandoni

SOCIEDAD

Luis Brandoni se quejó de las grúas de la Ciudad de Buenos Aires

El actor y exdiputado nacional por la UCR y una fuerte denuncia contra el Gobierno porteño a cargo de Rodríguez Larreta.

<

Luis Brandoni se volvió viral en las últimas horas por una queja pública contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Es que el actor y militante radical manifestó su bronca por el accionar de las grúas del Sistema de Tránsito Ordenado porteño. “Cada vez hay menos lugar para estacionar”, aseguró Brandoni. ¿Le habrá llegado el mensaje al alcalde Horacio Rodríguez Larreta?

La queja de Brandoni se dio en una entrevista que el actor brindó en Comunidad de Negocios (La Nación +). Tras haber rodado por la Capital Federal escenas de la futura serie “Nada” junto a la estrella de Hollywood y amigo suyo Robert de Niro, el dirigente opositor no pudo ocultar su disgusto con el servicio de las grúas porteñas. “Llevan autos para sancionar, supuestamente para ordenar el tránsito, pero no ordenan nada”, señaló.

En este sentido, el dirigente opositor planteó que este sistema afecta a los trabajadores de la zona. “En Buenos Aires, los negocios y restaurantes cada vez se comen más la calle. Cada vez hay menos lugar para estacionar, no se pueden producir playas de estacionamiento con rapidez. Entonces algo tienen que hacer para darle chances a los que van en auto a que estacionen”, pidió.

También subrayó que los sábados y domingos “no hay ninguna necesidad de levantar los autos, porque no hay tránsito”. De hecho, Brandoni propuso que esos días las grúas no circulen. Pero, a continuación, denunció: “Salen a recaudar. Hace años que está ocurriendo esto y quiero que el Gobierno de la Ciudad haga algo por los que tenemos auto, que tenemos derecho a ocuparlo”.

El problema de los acarreos en CABA

Cada vez que un conductor se encuentra con que su vehículo fue acarreado, es una verdadera preocupación. Suele ocurrir que en el lugar donde debería encontrarse su vehículo, hay hay una leyenda adosada al piso donde se lee una esquela que, tuteando al supuesto infractor, reza: “Tu vehículo estaba mal estacionado y fue removido”. A ello, se añade la “chapa” o patente del mismo.

Para recuperarlo, el cartel pegado al piso indica, de manera coloquial, lo siguiente: “Retiralo en la playa de acarreo en…” y –continúa– “presentate con cédula verde o azul, licencia de conducir y seguro o póliza al día”. Lo que no dice el sticker es la cantidad de dinero con la que el ciudadano debe concurrir a la playa de acarreo. Los cargos por estacionamiento o detención prohibida escalan a $3.900 y el acarreo por el vehículo trasladado por una de las 12 grúas que posee cada una de las dos concesionarias sube a $4.350.

A pesar del valor relativo de la moneda, lo cierto es que en un contexto de alza constante del costo de vida, de escasos ingresos y de malhumor social creciente, no es fácil para el porteño o bonaerense con ingresos medios reunir esa cifra total que asciende a $8.250. A la gran suma de dinero para recuperar el vehículo acarreado, se suman otros inconvenientes.

Por ejemplo, en un relevamiento realizado por NA, hay casos en los que los ciudadanos encuentran que la grúa no solo les llevó el vehículo, sino que además se los abollóo rayó o rompió alguna de sus partes visibles. Esto se debe a que el acarreo usualmente se produce a velocidades que limitan con una urgencia médica ya que las empresas cobran por auto acarreado y no un canon fijo por el servicio.

Ante ello, desde el Gobierno porteño explicaron: “Estamos controlando estos hechos y si se constatan roturas en los autos y excesos de velocidad en las calles, el Gobierno de la Ciudad apercibe a la concesionaria que termina por sancionar al trabajador que maneja la grúa”. Asimismo, prometen que habrá una licitación en las próximas semanas para corregir este hecho y lograr que el sistema medido llegue a más barrios de la Ciudad. Pero esto se dilata desde hace siete años por protestas judiciales.

Las empresas que prestan el servicio de grúas.

De acuerdo al mismo relevamiento de NA, son cuatro compañías las del servicio de grúas: Dakota, del empresario paraguayo Reynaldo Niella y su socio Marcelo Daniel Violante, que tienen el servicio en la zona norte de la CABA, desde la década del ‘90. Dakota opera con la empresa STO Grúas Zona Norte, que tiene el contrato caído desde el año 2001, y acarrea autos desde la calle Viamonte hacia el norte de la Capital.

Mientras que BRD y las 12 grúas de SEC trabajan desde Viamonte hacia la zona sur del micro y macrocentro. Esta división de las operaciones entre las empresas se debe a que en noviembre de 2020 se aprobó la Ley 6.353/20, que separa los servicios de estacionamiento medido y acarreo. ?En enero de este año, se firmó el contrato para renovar el estacionamiento medido y que se pueda pagar a través de una aplicación.

El ordenamiento vehicular definitivo no tiene fecha de caducidad. Se viene prometiendo, pero la Secretaría de Transporte continúa firmando prórrogas para que estas empresas continúen prestando servicios con un mínimo de legalidad.

En noviembre de 2020, esta oficina, que conducía Juan José Méndez (hoy Asesor General de Gobierno), suspendió la licitación pública a la que se habían presentado las firmas Plein Air Park, IT NET-Tránsito RosarioDakota y BRD, estas dos últimas las que controlan el servicio de acarreo de los autos mal estacionados con contratos vencidos desde 2001. Se espera que para junio de este año exista un nuevo proyecto ordenador de todo el sistema.