Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Guzmán

POLÍTICA

Martín Guzmán reconoce internas en el Gobierno: «Tenemos diferencias»

Martín Guzmán volvió a tocar el tema de la interna aunque ahora con un mensaje de esperanza para recobrar la unidad.

<


En el Frente de Todos continúa la disputa entre peronismo y kirchnerismo. Tal es así que el sector cercano a la vicepresidente Cristina Kirchner criticó al ministro de Economía Martín Guzmán, quien a su vez es del circulo íntimo del presidente, por los problemas inflacionarios que atraviesa la Argentina. Con este contexto, quedó en evidencia que el oficialismo está partido.

Si bien varios funcionarios trataron de negarlo, el jefe de la cartera de economía lo admitió aunque negó que se vayan a dividir. «tenemos diferencias en cómo llegar a algunos objetivos, pero siempre tenemos que acordarnos que el conflicto de intereses pasa por otro lado», señaló. Además, aclaró que lo más importante es «trabajar en equipo» porque «queremos todos lo mismo».

Por último, Martín Guzmán recordó, según NA, que los «conflictos de intereses muchas veces se resuelven de una manera muy nociva para millones y millones de personas y al pasado hay que mirarlo, para que no vuelvan a ocurrir ciertas cosas«. Con este breve cierre, buscó bajarle la polémica a la interna aunque, a diferencia de otros dirigentes, admitió que existe.

El apoyo a Martín Guzmán

Junto al ministro de Economía se encontraba Juan Zabaleta, su par de Desarrollo Social. Por su parte, aseguró que «somos una fuerza política que le vino a transformar la vida a los argentinos, con más o con menos tensiones, pero es con Alberto Fernández, es con Cristina Kirchner, es con Sergio Massa, es con los trabajadores y las trabajadoras, es con todos los que estamos acá sin ningún tipo de dudas«.

Con estas declaraciones, acompañó a Guzmán en su afán de bajar la espuma en el Frente de Todos. Además pidió «fortalecer la construcción de un futuro en donde la economía popular tome un rol importante» que es justamente lo que está buscando el presidente con sus últimas reuniones. Sin embargo, las mismas no son acompañadas por el kirchnerismo que cada vez se alejan más.