Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mauricio Macri

POLÍTICA

Mauricio Macri acusó a la Iglesia de haber “jugado mal” durante su gestión

El exmandatario además apuntó al Frente de Todos y se mostró muy duro para con Alberto Fernández.

<


El expresidente Mauricio Macri pasó esta semana por distintos medios de comunicación. Pero en ninguno de ellos tocó con tanta contundencia su desencanto con la Iglesia como lo hizo en una charla vía Twitter. En diálogo con Espacio Republicano, una organización opositora, el fundador del PRO acusó a dicha institución de haber “jugado mal” durante su gestión entre 2015 y 2019. Hasta contó cuánto tiempo hace que no habla con el papa Francisco.

Sobre la Iglesia, el exmandatario dijo que “una parte de ella jugó políticamente mal con la ‘Mesa del Hambre’”. “Creo que la mayoría de la institución valoraba esta estructura sana que habíamos traído después de tanta oscuridad, aún sin entender el cambio económico que proponíamos”, consideró, al tiempo que aseguró que no volvió a hablar con el papa Francisco tras abandonar la Casa Rosada.

Críticas al Frente de Todos y Alberto Fernández

Macri también se refirió a cómo hubiera sido gestionar la pandemia de coronavirus y cómo le hubiera jugado en contra el Frente de Todos. “Siempre tuvieron una oposición destructiva, todo el tiempo agitando el helicóptero, las 14 toneladas de piedra. No quiero pensar lo que hubiera sido administrar semejante crisis”, embistió. Y dejó en claro que su impronta hubiera sido “confiar en los argentinos y no levantar el dedito acusador”, en un claro ‘palito’ al presidente Alberto Fernández.

En esta línea, Macri le cuestionó a Fernández el rumbo de su administración. Reiteró que el oficialismo es un “Ejército de demolición” y lo acusó de destruir todos los avances que se habían logrado en sus cuatro años de gobierno. “Y todas las cosas que no pudimos resolver, que básicamente las habíamos heredado de ellos, las empeoraron”, aseveró.

Por otra parte, abordó la agenda exterior del Frente de Todos y apuntó a las posturas sobre Venezuela y la guerra Rusia-Ucrania. Sostuvo que hubo “un cambio violento de rumbo” a partir de 2019 y que “tuvo un costo”. En ese sentido, consideró que un eventual gobierno opositor en 2023 sentirá ese impacto. “Nos dosificarán los apoyos, no van a ser tan bestiales como lo fueron entre 2015 y 2019, pero el mundo nos va apoyar”.

¿Macri 2023?

En otro tramo de la charla twittera, el exjefe de Estado recordó el principio del fin: el resultado de las elecciones PASO 2019. Según dijo, esos comicios impactaron en “las expectativas” y tuvo una gran incidencia para que el Frente de Todos ganara en las urnas en las definitivas. “Soñaba con dar vuelta la situación entera de la Argentina y un cambio de verdad cómo lo hice en Boca y en la Ciudad (de Buenos Aires), pero nos faltó tiempo”, admitió.

No obstante, con vistas al próximo año, Macri pidió consolidar Juntos por el Cambio. Llamó a “mantener el eje y hacerse cargo de la esperanza, frente a la bronca y la angustia de la sociedad”. “Cuando estemos más cerca de un posible cambio de gobierno, la gente se va a entusiasmar”, auguró el líder opositor, que si bien no blanqueó su candidatura, llegó a mencionar la posibilidad de un “Segundo Tiempo”, en alusión a su primer libro.