Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Criptomonedas

ECONOMÍA

Otro cepo: el Gobierno prohibió operar con criptomonedas a los bancos radicados en Argentina

Desde el oficialismo consideran que las criptomonedas no son seguras para los usuarios y el sistema financiero.

El Banco Central argentino lanzó una alerta y prohibió definitivamente a los bancos del país la capacidad de operar con criptomonedas. El Banco Galicia y Brubank habían habilitado la opción para comprar y vender monedas virtuales unos días antes, pero el Gobierno decidió dar marcha atrás con las operatorias y ahora están inhabilitadas.

“Las entidades financieras no podrán realizar ni facilitar a sus clientes la realización de operaciones con activos digitales, incluidos los criptoactivos y aquellos cuyos rendimientos se determinen en función de las variaciones que ésos registren, que no se encuentren regulados por autoridad nacional y autorizados por el BCRA”, sentenció la entidad nacional en declaraciones citadas por la agencia NA.

Desde el BCRA consideran que operar con criptomonedas posee «riesgos» para los usuarios y el sistema financiero en su conjunto. «Los distintos actores implicados en las operaciones con estos activos pueden no encontrarse establecidos en el país, lo que podría generar apartamientos a la normativa general”, declaró la entidad precedida por Miguel Pesce.

Otra de las causas de la prohibición fueron: «La elevada volatilidad, los riesgos asociados a las disrupciones operacionales y a los ciberataques, al lavado de activos y al financiamiento del terrorismo». Lo cierto es que el Gobierno también tomó esta decisión para evitar que haya más dinero no declarado en circulación y que pueda llegar a perjudicar el valor del peso argentino.

Ahora los bancos Brubank y Galicia deberán devolverle los fondos a los clientes que intentaron en estos días invertir en criptomonedas, ya que por orden del Banco Central, la operatorio no puede seguir. Por ahora, el sueño de muchos jóvenes argentinos de incorporar monedas virtuales a los ahorros ha quedado nuevamente en la nada.