Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Río Negro

SOCIEDAD

Río Negro dio marcha atrás con la eliminación de libretas de calificaciones

La medida de Río Negro recibió múltiples objeciones, al igual que lo sucedido previamente en Entre Ríos y en Formosa.

<

El Consejo Provincial de Educación de Río Negro emitió una nueva normativa en la que dice que el tema merece más tiempo «para la recepción de aportes«. Por ende, el gobierno de la provincia patagónica dio marcha atrás con la eliminación de libretas de calificaciones en las escuelas primarias. La noticia, lanzada el día jueves, produjo escándalo nacional. 

La marcha atrás se motorizó a través de la Resolución 3143, al cual tuvo acceso que lleva las firmas de la ministra de Educación de Rio Negro, Mercedes Jara Tracchia. También, de la vocal gubernamental, Angélica Portales, del vocal docente, Marcelo Nervi, del representante de los padres, Alberto Reyes y del secretario general del CPE, Leonardo López.

La norma aprovecha para explicar que la decisión de eliminar los boletines se había refrendado en el marco de las jornadas institucionales establecidas por calendario. Según el Consejo, “se revisaron concepciones inherentes a la evaluación y su alcance, dando lugar a la posibilidad de rediseñar un dispositivo pedagógico de evaluación de trayectorias escolares con el fin de valorar y registrar las trayectorias, los saberes enseñados y los indicadores de aprendizaje”.

Festejo de la oposición

El legislador rionegrino Juan Martín, integrante de Juntos por el Cambio, había dicho ayer que su provincia “eligió el camino de la mediocrización educativa”. Ahora, junto con su bloque, celebró que el Consejo haya considerado las fuertes críticas de la oposición y de los especialistas en educación. «Este es un gran triunfo de los que defendemos la educación. El Ministerio emitió una resolución sin hablar antes con las familias o con los docentes y todo esto resultaba poco claro», explicó.

«Nos parece bien que se busque mejorar la forma de evaluar, pero tiene que ser de una forma consensuada y en ningún caso hay que dejar de lado los parámetros que permiten saber si los chicos están aprendiendo y si el sistema educativo funciona», añadió. De esta forma, el funcionario hizo foco en la importancia de evaluar conocimientos específicos en vez de bajar el nivel educativo.

Versión del Ministerio de Educación de Río Negro

La cartera de Educación de Río Negro también dio su versión. “Vamos a modificar el formato, diseño y forma de comunicar cómo se evalúa, ampliando la descripción de las trayectorias de los y las estudiantes para que las familias tengan más información de cómo van en la escuela. Ello no implica eliminar la Evaluación Conceptual, la cual se expresa con una escala por nota (SO, MSA, PSA Y SA). A esta conceptualización se le sumarán más elementos descriptivos que den cuenta del proceso educativo”, expresó la titular de la cartera educativa.

¿Cómo fue el inicio de la polémica?

La polémica surgió por la decisión que tomó el día jueves l área educativa del gobierno de Arabela Carreras. En el Boletín Oficial se había publicado una norma que suprimía los boletines de calificaciones en las escuelas rionegrinas. La idea era reemplazarlos por informes en los cuales las maestras expresen la trayectoria de cada estudiante, pero sin calificar con una nota numérica. La idea era algo similar a lo que se puso en marcha durante la pandemia de coronavirus.

En la Resolución N° 2.839 se expresaba que quedaba “sin efecto” el instrumento conocido como “Boletín de calificaciones de la Educación Primaria” con cortes evaluativos bimestrales para múltiples áreas. Éstas son: Lengua y literatura, Matemática, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y Lengua Extranjera. También establece cortes evaluativos cuatrimestrales para Educación Artística, Teatro/Artes Audiovisuales, Danza/Artes Audiovisuales, Plástica y Música y Educación Física.