Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia: de tener esperanzas para terminar la guerra a no poder decidir una fecha

Vladimir Putin había dicho al titular de la ONU que tenía esperanzas de llegar a un acuerdo con Ucrania. Ahora el canciller dice que no «ajustarán sus acciones a una fecha».

<

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reunió con el titular de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres. Allí el mandatario había dicho que se sentía esperanzado en poder llegar a un acuerdo en las negociaciones con Ucrania para ponerle fin a la guerra en Ucrania. Sin embargo, ahora el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, expresó que la intervención no tiene fecha para finalizar.

Según Télam, el canciller ruso sostuvo que su país «nunca dejó de esforzarse para evitar una guerra nuclear«. En una entrevista, el funcionario explicó que «nuestros militares no ajustarán artificialmente sus acciones para alguna fecha, incluido el Día de la Victoria». Se trata del 9 de mayo y se conmemora el triunfo de la Unión Soviética sobre Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Al mismo tiempo, Lavrov destacó que «la duración de la intervención militar en Ucrania depende de la necesidad de minimizar cualquier riesgo para la población civil y el personal militar ruso«. En ese sentido, remarcó que Rusia «no exige la rendición del presidente ucraniano». Según el funcionario, buscan que Volodimir Zelensky «imparta la orden de poner en libertad a todos los civiles detenidos».

A su vez, el canciller quiere que «deje la resistencia» porque Rusia «quiere garantizar la seguridad de las personas que viven en el este de Ucrania«. Asimismo, aseguró que desde Moscú nunca dejaron de esforzarse para alcanzar acuerdos que garanticen que no ocurra una guerra nuclear«. En ese sentido, acusó a Ucrania de pretender ocultar la presencia de mercenarios occidentales en el operativo de evacuación de Mariupol.

Incluso, la vocera de la cancillería rusa, María Zajarova, afirmó que desde el inicio de las hostilidades se encontraban en Ucrania unos 7.000 mercenarios de más de 60 países. Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que se habían rescatado a 80 civiles de la planta siderúrgica ubicada en Mariupol. Según ellos, se trataba de rehenes de nacionalistas ucranianos.

La visita del titular de la ONU

António Guterres estuvo en Moscú y en Kiev con los mandatarios de Rusia y Ucrania, respectivamente. Allí el funcionario de Naciones Unidas hizo especial énfasis en llegar al fin de este conflicto que tiene en vilo al mundo a través de la vía diplomática. Al mismo tiempo, remarcó la importancia de llevar adelante corredores humanitarios.