Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

Rusia refuerza sus fronteras: creará nuevas bases militares

Además, desde el Ministerio de Defensa informaron además que este año las tropas rusas recibirán más de 2.000 armas modernas y equipos militares.

Este viernes, el Gobierno de Rusia informó que creará nuevas bases militares en el oeste del país, como «contramedida adecuada» a la expansión de la OTAN, luego de que las neutrales Suecia y Finlandia decidieron solicitar su adhesión a la alianza atlántica, pese a las advertencias del Kremlin.

«Nuestros vecinos más cercanos, Finlandia y Suecia, han solicitado unirse a la OTAN. Por lo tanto, la tensión continúa creciendo en el área de responsabilidad del Distrito Militar Occidental», dijo el ministro de Defensa, Serguei Shoigu. «Estamos tomando las contramedidas adecuadas. Bajo estas condiciones, estamos mejorando activamente la composición de combate de las tropas», agregó el ministro.

El ingreso de las naciones nórdicas a la Alianza Atlántica recibió el jueves el firme respaldo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien aseguró que ambas naciones cumplen «todos los requisitos», pero tropezó con la negativa de Turquía, cuyo presidente Recep Tayyip Erdogan, insiste en bloquearlas por considerar que ambas naciones albergan «terroristas» kurdos.

Turquía integra la organización y por lo tanto posee derecho de veto contra cualquier ampliación. Entre las contramedidas decididas por el Kremlin, Shoigu detalló que para fin de año, «se formarán 12 unidades y subunidades militares en el Distrito Militar Occidental», según dijo en una reunión de la junta directiva del Ministerio de Defensa ruso. Shoigu informó además que este año las tropas rusas recibirán más de 2.000 armas modernas y equipos militares.

Según el ministro, la situación en el flanco estratégico occidental «se caracteriza por un aumento de las amenazas militares cerca de las fronteras rusas», entre las que citó la intensidad de los vuelos de la aviación estratégica estadounidense en Europa, que se multiplicó por 15 -desde tres a 45 al año-, y las visitas de buques estadounidenses con misiles guiados al mar Báltico, que se han vuelto sistemáticas.