Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Sergei Lavrov advierte que la guerra de Occidente contra Rusia puede «durar mucho tiempo»

«Podemos decir con certeza que esta situación va a estar con nosotros durante mucho tiempo», indicó el canciller Sergei Lavrov.

Este viernes el canciller Serguei Lavrov denunció que Occidente lanzó una «guerra total» contra Rusia, alimentada por una propaganda «profundamente falsa» en el espacio mediático global y una «rusofobia sin precedentes», y estimó que esta contienda va a durar «mucho tiempo». Sus palabras se unen a las del presidente Vladimir Putin, quien advirtió que «no podrán aislar a Moscú» con sus sanciones.

«Podemos decir con certeza que esta situación va a estar con nosotros durante mucho tiempo», indicó el ministro, en un momento en que se multiplica el paquete de sanciones lanzados contra Moscú en represalia por la ofensiva militar contra Ucrania, iniciada el pasado 24 de febrero, informó Télam.

Estados Unidos y sus aliados «están doblando, triplicando y cuadruplicando sus esfuerzos para contener a Rusia», dijo Lavrov en una reunión con el consejo de líderes territoriales del país, donde recordó la imposición de una «cultura de la cancelación» que llegó al punto del «absurdo», tras recordar las prohibiciones de clásicos de la música y la literatura «como Tchaikovski, Dostoievski, Tolstoi y Pushkin».

El canciller aludió a casos como el ocurrido a principios de marzo, cuando la universidad italiana de Milano-Bicocca estuvo a punto de cancelar unas lecturas de Dostoievski, la eliminación del pabellón ruso en Biennale de Venecia o la decisión de la Academia del Cine Europeo de excluir a Rusia de sus galardones.

La actitud de Occidente -a juicio del ministro-, pone en evidencia «sus verdaderas intenciones a pesar de estos eslóganes tan bonitos que exhibían cuando terminó la Guerra Fría y comenzaron a proclamar los valores humanitarios universales». «Ahora vemos lo que realmente valían estas palabras tan hermosas», agregó.