Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Papa Francisco

MUNDO

Ucrania, la guerra y el Papa Francisco

Esta es la situación actual en la Ucrania masacrada, y la intervención del Papa.

<

Por R. Federico Mena-Martínez Castro

Hablamos y sufrimos a diario acerca de Ucrania, pero debemos recordar se trata de un estado soberano que se ubica en la Europa Oriental y que aparte de ser considerado el granero de Europa, tiene una extensión territorial muy importante contando como todos los países democráticos la triple división de poderes, es decir ejecutivo (semipresidencial), legislativo y judicial.

Rusia, su vecino un gigante de gran potencialidad y extensión viene gestando su anexión luego de que el imperio ruso se disolviera para constituir una Federación del mismo nombre.  

Su presidente anclado en el poder desde 2012 hasta la fecha y anteriormente desde el 2000 hasta el 2008 y primer ministro desde 1999 al 2000 y nuevamente desde el 2008 hasta el 2012, sueña con reconstituir la gran Rusia que amalgamaron Pedro el Grande y más posteriormente Stalin.

Tiene como capital a Kiev que es la ciudad más poblada del país y su religión es predominantemente ortodoxa.

Ucrania

Este devastado país es en la práctica un rehén de Rusia que le aprisiona con afán de conquista y cuyo objetivo es nada menos que Estados Unidos y la OTAN.

Así lo aseguró el vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso y ex presidente vicario de la Federación del mismo nombre.  

El criterio para devastar a Ucrania según Putin, fue contrarrestar el intento de la OTAN de colocar sus bases a las orillas de sus fronteras.

El vicepresidente Medvédev manifestó haciéndose eco del pensamiento de Putin, frases grandilocuentes que expresaban su pensamiento de gran imperio. Se hace cada vez más palpable que se está gestando aceleradamente un eje ruso-chino en contra de Estados Unidos y la OTAN, lo cual hace peligrar la paz mundial y nos acerca a una tercera guerra global de superpotencias atómicas que, aunque utilicen armas de bajo rendimiento, su capacidad es de una intensidad tal que una escalada implicaría la mortandad de aproximadamente noventa millones de vidas.

Occidente no puede intervenir directamente en ayuda a Ucrania, pero lo hace con armamentos sofisticados y modernos, en procura de ahogar la economía rusa con medidas económicas, aherrojando bancos, moneda, transporte e inversiones.

Vladimir Putin

A pesar de ello Rusia cuenta con ingentes cantidades de petróleo con los que abastece a Europa especialmente Alemania y Francia que debido a las restricciones impuestas cada vez son menores. La solidaridad económica de China es solapada junto a la de India que son importantes potencias atómicas. Esto trae a nuestro recuerdo el desarme de nuestro plan atómico exigido por Estados Unidos, pues la tecnología argentina estaba y está a la vanguardia. Lamentablemente no pudo ser.

Es sabido que este año, más precisamente en el mes de febrero China y Rusia firmaron una alianza política y militar con el compromiso mutuo de oponerse a la ampliación de la OTAN, reclamando que EEUU y sus aliados europeos respeten la soberanía de otros países en clara referencia a la Ucranía.

Esa solidaridad naturalmente de ser necesaria, Rusia podría contar con la ayuda económica del gigante asiático considerado hoy como la segunda potencia económica del mundo.

Tal sociedad traería ingentes inconvenientes no sólo a la paz mundial, sino también al comercio, a las finanzas, la energía y la economía mundial.

En el cruce de amenazas de ambos bandos, Joe Biden amenazó a esa sociedad que, en caso de llevarse a cabo China tendría que soportar las consecuencias. No olvidar que ese país tiene desparramadas instalaciones por el mundo, inclusive en el nuestro específicamente en la provincia de Neuquén, instalaciones a las que de acuerdo al convenio suscripto por la actual vicepresidenta, nadie puede inspeccionar.

La ayuda que China presta a Rusia es similar a la que occidente presta a Ucrania, pero esta última se mantiene con perfiles muy bajos y casi semiocultos. Así lo asegura un experto en política China llamado Deng Yuwen. El peligro es inminente, pues en caso de aumentar la escalada los asiáticos estarán al lado de Rusia.

Los medios televisivos, radiales y gráficos atormentan con las barbaridades que los rusos asestan a los ucranianos ante la perplejidad del mundo, que en caso de intervenir desencadenarían la tan temida tercera guerra mundial. Es de destacar el gigantesco coraje y liderazgo de su presidente Volodymyr Zelensky, hombre que jamás pensó en encontrarse en esa problemática situación, pues proviene de un medio distinto como es el arte y la cultura. Desempeña su papel con la vehemencia y patriotismo que la hora le impone.  

Ucrania

El Papa Francisco

La confusa interpretación que se da a la intervención del Papa Francisco, acerca de la confrontación ruso-Ucrania, es en realidad parte de la diplomacia vaticana que tiene más de dos mil años de antigüedad, pero en realidad, nombra a Putin como responsable de la infame agresión a la que compara con el genocidio de Ruanda, sin olvidar los otros genocidios perpetrados en la misma Ucrania, Alemania y Polonia.

La posición papal es diametralmente opuesta a la del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa- Cirilo-, con quien se encuentra hoy distanciado por su actitud cercana y empática a la tesitura de los jerarcas rusos.

A pesar de que debido a la mencionada diplomacia vaticana, el Papa quizá haya callado las razones del sufrimiento del pueblo ucranianano, en cambio concedió una entrevista al importante periódico italiano, en la persona su redactor jefe. El diario en cuestión es el “Corriere della Sera” donde expresa taxativamente su opinión sobre el avasallamiento de los derechos humanos.

En el informe resultado de la entrevista se recordó las palabras de Stalin al finalizar la segunda guerra mundial, cuando expresaba con respecto a la alianza del Papa: ¿cuántas divisiones tiene el Papa?, burlándose de su escaso poder militar diciendo que las guerras se libraban” con soldados, cañones y tanques”. El Papa sólo cuenta con una minúscula dotación de la Guardia Suiza.

Francisco desde un principio condenó la intervención rusa en Ucrania ofreciendo su ayuda para conversar con Putin a través de sus secretarios vaticanos, gesto que no fue considerado por el gobierno, a pesar de lo cual envió a dos de sus cardenales con ayuda humanitaria a Kiev junto a las expresiones de su más severa repulsa a la masacre cometida por el diabólico jefe de la Federación Rusa, advirtiendo enfáticamente que esta guerra amenaza al mundo entero.

Estando en esta sintonía se dirigió al Patriarca Ortodoxo Cirilo, a fin de que tome distancia de las justificaciones del conflicto, situación esta que produjo una cancelación del encuentro que debía tener, en un futuro próximo, más precisamente en el mes de junio, con el consiguiente deterioro de las avanzadas conversaciones de unidad cristiana.

También Bergoglio se dirige a la conciencia de los cristianos, apuntando una vez más al Patriarca Cirilo por apoyar y justificar la postura belicista de Putin, Debido a ello recibió duras críticas de la iglesia ortodoxa rusa por haber considerado a Cirilo “monaguillo” del jerarca de la Federación.

En el año 1054 el Papa de Roma y el Patriarca de Constantinopla se excomulgaron mutuamente dando comienzo al gran cisma del cristianismo, situación esta que hoy parecía estar encaminada a la unificación bastardeada por la guerra y la discrepancia de sus líderes.