Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Amnistía Internacional asegura que Moscú es culpable de los crímenes de guerra en Kharkiv

Kiev ha dicho que 606 civiles murieron allí y 600.000 fueron evacuados. Rusia niega haber atacado a civiles.

<

El incesante bombardeo de Rusia de la ciudad de Kharkiv, en el este de Ucrania, con municiones en racimo y minas terrestres dispersables equivale a un crimen de guerra que mató indiscriminadamente a cientos de civiles, señaló este lunes Amnistía Internacional.

Kharkiv, la segunda ciudad más grande de la exnación soviética, estuvo bajo un bombardeo casi constante desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero hasta que las fuerzas ucranianas expulsaron a los rusos de la ciudad en mayo. Kiev ha dicho que 606 civiles murieron allí y 600.000 fueron evacuados.

Amnistía explicó que había encontrado durante una investigación de 14 días en abril y principios de mayo evidencia de que Rusia había usado municiones en racimo y minas dispersables en Kharkiv. «Los repetidos bombardeos de barrios residenciales en Kharkiv son ataques indiscriminados que mataron e hirieron a cientos de civiles y, como tales, constituyen crímenes de guerra», expresó la organización en un informe.

El Ministerio de Defensa de Rusia no respondió a una solicitud de comentarios de Reuters sobre el informe de Amnistía. En el pasado, Rusia ha negado haber atacado a civiles y acusó a Ucrania de falsificar pruebas de crímenes de guerra. Ni Rusia ni Ucrania son signatarios de un acuerdo internacional que prohíba las municiones en racimo.

Esta ONG investiga 41 bombardeos que dejaron en total al menos 62 muertos y al menos 196 heridos. Miembros de Amnistía se entrevistaron con 160 personas en Kharkiv en abril y mayo, especialmente supervivientes de ataques, familiares de víctimas y testigos.