Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Isreel

MUNDO

Cae la coalición gobernante de Israel: convocan a nuevas elecciones para noviembre

Bennett, quien será sustituido por el ministro de Relaciones Exteriores Yair Lapid, no se presentará en las quintas elecciones en cuatro años.

<

Los legisladores de Israel votaron este jueves para disolver el Parlamento tras el colapso de la coalición gobernante del primer ministro Naftali Bennett, abriendo el camino a las elecciones de noviembre, las quintas en menos de cuatro años, donde el líder de la oposición y exprimer ministro, Benjamin Netanyahu, buscará llegar al gobierno nuevamente.

Bennett, quien será sustituido por el ministro de Relaciones Exteriores Yair Lapid, no se presentará a las elecciones. En una declaración a última hora del miércoles, expresó que su gobierno dejó un «país próspero, fuerte y seguro» y que había demostrado que partidos de distintos extremos del espectro político podían trabajar juntos.

Netanyahu, destituido hace poco más de un año por la coalición de Bennett con formaciones tanto de derecha como de izquierda, así como de la minoría árabe de Israel, ha prometido volver al poder al frente del derechista Likud. «Prometieron un cambio, hablaron de curación, llevaron a cabo un experimento, y el experimento fracasó», expresó al Parlamento antes de la votación.

«Eso es lo que ocurre cuando se toma una falsa derecha junto con una izquierda radical, y se mezcla con los Hermanos Musulmanes y (el partido liderado por árabes) la Lista Conjunta», agregó. La coalición duró más de lo que muchos observadores habían previsto y en su año en el poder hubo un fuerte crecimiento económico, se redujo el déficit presupuestario y no se registraron los otrora habituales ataques con cohetes de Hamás en Gaza, informó Reuters.

No obstante, con una escasa mayoría y profundas diferencias en cuestiones que van desde la religión hasta la cuestión palestina, Bennett se mostró incapaz de mantener unida su alianza tras el abandono de varios legisladores. Aunque los sondeos muestran en la actualidad que el Likud es el partido más fuerte, no muestran un claro ganador de las elecciones.