Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Colombia

MUNDO

Colombia elige a su nuevo presidente entre un excéntrico empresario y un izquierdista

Las encuestas muestran un empate para la segunda vuelta, por lo que sería la elección más reñidas en la historia reciente del país.

<

Este domingo, los habitantes de Colombia vuelven a las urnas para elegir su próximo jefe de Estado entre el izquierdista Gustavo Petro, quien promete ambiciosas reformas sociales, y el excéntrico empresario Rodolfo Hernández, que cautivó electores con su discurso contra la corrupción pese a enfrentar una investigación por ese delito.

Las encuestas muestran un empate técnico para la segunda vuelta entre los candidatos, por lo que la elección podría ser una de las más reñidas en la historia reciente del país. Es el tercer intento de Petro, un economista de 62 años, para ganar la presidencia y unir a Colombia a otros países de América Latina como México, Perú y Chile, en donde gobiernan líderes de izquierda.

El actual senador, quien fue alcalde de Bogotá y militó en la guerrilla del M-19, se comprometió a mejorar las condiciones económicas y sociales del país, en donde la mitad de la población vive en condiciones de pobreza. El político propone una ambiciosa reforma fiscal por unos 13.500 millones de dólares, equivalente a 5,5 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) anuales adicionales, que provendrían de impuestos a los más ricos para destinarlos a la inversión social.

Hernández, quien se presenta como un candidato independiente de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, sorprendió al pasar a la segunda vuelta con su fuerte discurso contra la corrupción como su principal bandera y propuestas para reducir el impuesto sobre las ventas, el tamaño del Estado, los gastos del gobierno y promover la construcción de viviendas para los pobres, informó Reuters.

El próximo presidente recibirá una economía en auge después de la profunda crisis que la afectó en el 2020 por la pandemia de coronavirus y tras lo cual se expandió un histórico 10,7% el año pasado. No obstante, el sucesor de Iván Duque deberá realizar reformas económicas estructurales para reducir la pobreza y la desigualdad, así como garantizar un favorable clima de inversión y negocios en el país.