Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Crisis energética en Europa: reactivan las plantas de carbón ante la falta de gas ruso

El objetivo es reducir el volumen de gas que se emplea para generar electricidad y usar en su lugar carbón.

<

Europa comenzó a sentir las consecuencias de los cortes en el envío de gas proveniente de Rusia, por lo que varios países del viejo continente han decidido volver a recurrir al carbón, como alternativa para suplir la falta del hidrocarburo y de esa manera reducir el consumo de gas para acumular reservas de cara al próximo invierno.

La situación se ha complicado aún más desde la semana pasada, a partir del anuncio de Moscú de recortar el suministro por el gasoducto Nord Stream 1, afectando a Alemania, Italia, Francia y Austria. La decisión del gobierno ruso se conoció al mismo tiempo que los mandatarios de estos países viajaron a Kiev para apoyar la candidatura de Ucrania a la Unión Europea, informó NA.

Los flujos a través del gasoducto Nord Stream 1 se redujeron en cerca de un 60% mientras el canciller alemán, Olaf Scholz, y sus homólogos de Francia, Italia y Rumanía viajaban a Ucrania para apoyar la candidatura del país a la Unión Europea. La decisión de Rusia llevó a que los precios del hidrocarburo se dispararan más del 40% durante la última semana.

A raíz de esto, Alemania decidió reactivar las plantas de carbón y proporcionar financiación para asegurar el gas para el invierno, un esfuerzo que costaría unos 15.000 millones de euros al valor actual. El objetivo es reducir el volumen de gas que se emplea para generar electricidad y usar en su lugar carbón, cifrándose en un 15% el porcentaje de la electricidad producida con gas en 2021 en el país europeo.

Actualmente, el almacenamiento de gas alemán se encuentra a un 57% de su capacidad. En Austria, en tanto, Verbund AG, controlada por el Estado, recibió este domingo la orden de preparar su central de carbón de Mellach para que pueda funcionar. Holanda, por su parte, decidió permitir el pleno funcionamiento de las tres centrales carboneras que quedan en el país hasta 2024.