Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Cristina Kirchner y Alberto Fernández se vuelven a encontrar en un acto de YPF

Luego de 90 días distanciados, Cristina Kirchner y Alberto Fernández podrían volver a estar juntos en Tecnópolis.

<


Las internas en el Frente de Todos son cada vez más grandes. Tal es así que entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la fórmula presidencial, no están en contacto y hace 90 días que no aparecen públicamente juntos. Sin embargo, ahora las cosas no parecen estar mejor aunque si podrían volver a encantararse de manera presencial en un acto por los 100 años de YPF.

La expresidente confirmó su participación para mañana a las 17:00 en Tecnópolis y el mandatario está invitado. Si bien aún falta la comunicación oficial, todo indica que el jefe de Estado estará allí presente teniendo en cuenta que hace pocas semanas se reunió con el titular de la empresa estatal. Este podría ser el puntapié de inicio para reestablecer la unidad en el oficialismo.

La última vez que ambos compartieron espacio fue el primero de marzo. En aquella ocasión el presidente abrió el periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación junto a Cristina Kirchner, presidente del Senado. Si bien no tuvieron una gran interacción entre ambos, estar juntos en un mismo espacio fue una señal de alianza en medio de las turbulencias.

Las diferencias entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández

Los cruces entre el kirchnerismo y peronismo datan desde principios de año. El acuerdo con el FMI que logró el ministro de Economía, Martín Guzmán, no fue acompañado por el ala de Cristina Kirchner en el Congreso. Por fuera del parlamento los dirigentes criticaron este pacto con el organismo internacional y días después arremetieron contra los encargados de la economía.

Múltiples representantes sociales y funcionarios de La Cámpora cuestionaron la manera en la que Guzmán, Kulfas y Feletti afrontaron el problema inflacionario en el país. Con esto, las diferencias se agravaron y ahora el quiebre es tal que entre la partes están constantemente en tensión al punto que sus dos máximos exponentes, el presidente y su vice, no se hablan.