Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gobierno nacional

POLÍTICA

El Gobierno nacional desmintió la denuncia de Matías Kulfas

Ante la carta de renuncia de Matías Kulfas, desde el Gobierno nacional salieron a diferenciarse de sus dichos.





banner

Tras la renuncia de Matías Kulfas, el Gobierno nacional quedó dividido en dos pero con más diálogo que hace semanas atrás. La salida del exministro de Desarrollo Productivo es una baja sensible para Alberto Fernández, quien luego de nombrar a Daniel Scioli como su reemplazante desmintió los dichos del dirigente. No fue él propiamente sino la portavoz de presidencia, Gabriela Cerruti.

«El Gobierno Nacional rechaza las acusaciones vertidas por Matías Kulfas en su carta de renuncia y no comparte los conceptos sostenidos en ese sentido», expresó la funcionaria según NA. Cabe señalar que el dirigente había acusado al kirchnerismo de armar las licitaciones sobre el gasoducto Néstor Kirchner a medida para una empresa en específico.

Además, criticó a algunos funcionarios de esta facción del oficialismo, algo que no fue aceptado en absoluto por el mandatario. «Está convencido de la necesidad de seguir trabajando por la unidad de la coalición de gobierno, construyendo acuerdos en la diversidad y gobernando con plena transparencia en todas las áreas», aseveró Cerruti en Twitter.

¿Qué fue lo que enojó al Gobierno nacional?

La carta de renuncia de Matías Kulfas tiene varios puntos interesantes aunque el detalle que brindó sobre el gasoducto Néstor Kirchner llamó la atención. «Los avances fueron lentos, signados por un internismo exasperante dentro del propio equipo de la Secretaría de Energía, es decir, internismo dentro del internismo«, remarcó.

En este mismo sentido protestó sobre la «injusta acusación que la Sra. Vicepresidenta le formulara al señalarle que Usted tiene que ‘usar la lapicera’ para forzar un mayor contenido nacional cuando dichas decisiones fueron adoptadas por IEASA, la empresa que conduce el camporista Agustín Gerez«, por lo que no es propio del jefe de Estado ese error.