Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
OMS

MUNDO

¿Emergencia mundial?: qué concluyó la OMS sobre la viruela del mono

El organismo que depende de las Naciones Unidas emitió un comunicado, al igual que su titular, el etíope Tedros Adhanom Gebreyesus.

<

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el brote de la viruela del mono no es por el momento una emergencia internacional. Aunque sí admite preocupación por su rápida propagación. Así lo determinó, con disidencias y luego de tres días de debate, el Comité de Emergencias de ese organismo, según informó su titular Tedros Adhanom Gebreyesus,

Por el momento, la viruela del mono se ha detectado en 50 países, de todas las regiones, con 3.000 casos desde principios de mayo. El comité reconoció en forma unánime que el brote constituye una emergencia y que controlarlo requerirá una respuesta “intensa”. En tanto que los expertos aconsejan que se siga de cerca la situación, para que se revise después de unas semanas.

En este sentido, se requerirá mayor información sobre las incógnitas actuales, para determinar si se han producido cambios significativos que puedan justificar reconsiderar la decisión. Por su parte, Tedros sostuvo que “el comité compartió su gran preocupación por la escala y la velocidad del brote actual”. También “señaló muchas incógnitas y lagunas en los datos actuales y preparó un informe consensuado que refleja las diferentes opiniones” en su seno, contó.

“Me aconsejaron que en este momento el evento no constituye una emergencia internacional, que es el nivel más alto de alerta que la OMS puede emitir. Pero reconocieron que la convocatoria del propio comité refleja la creciente preocupación por la propagación internacional de la viruela del mono”, añadió Tedros en un comunicado que difundió en su cuenta de Twitter.

Además, indicó que la OMS sigue “muy de cerca” la evaluación de la enfermedad. Luego, admitió sobre el brote, que es “especialmente preocupante la rápida y continua propagación a nuevos países y regiones”. Al mismo tiempo, advirtió sobre “el riesgo de una nueva transmisión sostenida en poblaciones vulnerables, como las personas inmunodeprimidas, las mujeres embarazadas y los niños”.

Argentina, con cuatro contagios confirmados

El Ministerio de Salud argentino confirmó el último jueves el cuarto caso de viruela de mono en el país. El primer caso se había confirmado el 27 de mayo último en un hombre de 40 años residente de la provincia de Buenos Aires con antecedente de viaje a España. Ese mismo día se confirmó el segundo en un hombre de 49 años, residente de España, de visita en Buenos Aires y sin nexo con el primer caso.

El tercero se confirmó el 9 de junio en un residente de la Ciudad de Buenos Aires de 36 años. A diferencia de los anteriores, no tenía antecedente de viaje. En tanto, el cuarto, es “un hombre de 45 años que vive en la provincia de Mendoza, y que había viajado a España en los últimos 21 días”, según la cartera a cargo de Carla Vizzotti.

Las recomendaciones del Ministerio de Salud nacional

La viruela símica se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, partículas respiratorias y materiales contaminados, como la ropa de cama. En los brotes registrados en Europa, los cuadros clínicos generalmente se describen como leves, y la mayoría de los casos presentan –de la misma manera que los casos hasta ahora en Argentina– lesiones en diferentes partes del cuerpo, incluyendo genitales o el área perigenital, lo que indica que la transmisión probablemente ocurra a través del contacto físico durante actividades sexuales.

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, muscular o de espalda, inflamación de ganglios y cansancio. Entre uno y cinco días posteriores se agrega erupción en la piel, que pasa por distintos estadios hasta formar una costra que luego se cae. Las personas infectadas contagian hasta que se hayan caído todas las costras.

Se está observando en los casos fuera del continente africano que la presentación puede ser atípica ya sea con pocas lesiones o incluso una sola; lesiones que comienzan en el área genital o perineal/perianal y no se extienden más; lesiones que aparecen en diferentes etapas (asincrónicas) de desarrollo; y surgimiento de lesiones previas a la aparición de ganglios linfáticos inflamados, fiebre, malestar general u otros síntomas.

Las medidas de prevención incluyen evitar el contacto estrecho con casos confirmados y con personas que presenten síntomas compatibles. Quienes presenten alguno de los síntomas descriptos deberán consultar de manera inmediata para ser evaluado por un profesional de la salud, utilizar barbijo adecuadamente colocado y evitar contactos estrechos con otras personas.