Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi llegaron a Ucrania

Los líderes europeos llegaron en un tren nocturno a la capital del país, donde se reunirán con el presidente ucraniano.

El presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller de Alemania, Olaf Scholz; y el primer ministro de Italia, Mario Draghi, llegaron juntos en tren este jueves a Kiev para mostrar su respaldo a Ucrania en su lucha por resistir el asalto ruso. La visita ha tardado semanas en organizarse, mientras los tres dirigentes intentan superar las críticas provenientes de Kiev por su respuesta a la guerra.

«Es un momento importante. Es un mensaje de unidad que enviamos a los ucranianos», expresó Macron a su llegada a Kiev. Preguntado por el motivo de la visita, un representante del Elíseo dijo que había considerado que lo mejor era hacerlo justo antes de una cumbre de la Unión Europea la próxima semana en la que se debatirá la candidatura de Kiev a ingresar en el bloque.

La Comisión Europea debe hacer este viernes una recomendación sobre el estatus de Ucrania como candidato al bloque, algo que las mayores naciones europeas han contemplado con cautela. «El momento útil para esta visita era el Consejo Europeo de los días 23 y 24, en el que los ucranianos esperan un fuerte gesto simbólico», dijo el representante del Elíseo.

«Hay que encontrar un equilibrio entre las aspiraciones naturales de Ucrania de (ingresar) en la Unión Europea en un momento muy especial, y la atención a todos los países que ya tienen el estatus de candidatos y están atascados en los capítulos de negociación y el hecho de que no hay que desestabilizar el bloque ni fracturarlo», agregó Macron.

Miedo a un acuerdo de paz favorable a Putin

Oleksi Arestovich, asesor del presidente ucraniano Volodímir Zelenski, declaró esta semana al periódico alemán Bild que le preocupaba que los tres líderes presionaran a Kiev para que aceptara un acuerdo de paz favorable al mandatario ruso Vladimir Putin.

«Dirán que tenemos que poner fin a la guerra que está causando problemas alimentarios y económicos… que tenemos que salvar la cara del señor Putin», dijo, en referencia a los comentarios de Macron este mes de que era vital no humillar al mandatario ruso.

En respuesta a esta preocupación, Draghi manifestó el martes que era importante que las conversaciones de paz se iniciaran lo antes posible, pero agregó que tenían que ser «en términos que Ucrania considere aceptables». Se espera que Zelenski presione a sus visitantes para que envíen más armas que ayuden a su ejército presionado a resistir a los invasores rusos.

Ucrania se ha mostrado especialmente crítica con la ayuda militar de Alemania y el embajador del país en Berlín, Andrij Melnik, declaró que esperaba que Scholz le entregara las armas pesadas prometidas desde hace tiempo pero que aún no se han entregado.

Scholz ha rechazado las sospechas de haber retenido la necesaria ayuda militar, diciendo que era uno de los mayores apoyos militares y financieros de Ucrania, y que se estaba tomando el tiempo necesario para entrenar a los soldados ucranianos en el uso de los sistemas de artillería que estaba ofreciendo.