Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia - Unión Europea

MUNDO

Europa impone nuevas sanciones a Rusia: incluye a altos mandos militares

Su última lista de sanciones incluía también a Alina Kabaeva, a la que describió como «estrechamente asociada» con el presidente Vladimir Putin.

<

Este viernes, la Unión Europea incluyó en su lista negra a los mandos militares de Rusia que, según afirma, dirigieron a las tropas implicadas en las atrocidades cometidas en Ucrania, describiéndolos como los «carniceros» de Bucha y Mariúpol. Su última lista de sanciones incluía también a Alina Kabaeva, a la que describió como «estrechamente asociada» con el presidente Vladimir Putin.

El bloque dio a conocer los nombres de otras 65 personas afectadas por la última ronda de sanciones por la invasión rusa de Ucrania, que también incluía la prohibición de la mayoría de las importaciones de petróleo y la retirada del principal prestamista ruso, Sberbank, del sistema internacional de pagos SWIFT.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la lista negra europea y no hubo comentarios públicos inmediatos por parte de los afectados por el bloque. Entre las 65 personas nombradas se encuentra Azatbek Omurbekov, que según la Unión Europea dirigió a las tropas rusas mientras «mataban, violaban y torturaban a civiles en Bucha», lo que le valió el apodo de «carnicero de Bucha».

También se nombró a Mikhail Mizintsev, un general que, según la Unión Europea, supervisó el asedio y el bombardeo de Mariúpol, en el que murieron miles de personas. Los ataques rusos sobre la ciudad portuaria del Mar de Azov afectaron a un hospital de maternidad y a un teatro, matando a cientos de niños, dijo el bloque, apodándolo «el carnicero de Mariúpol», informó Reuters.

Las últimas sanciones también afectaron a Arkady Volozh, que dimitió inmediatamente como director general de Yandex, el gigante ruso de internet en el que los bancos estatales, incluido el Sberbank, tienen una participación. La Unión Europea también afectó al Depósito Nacional de Liquidación de Rusia, que Moscú tenía previsto utilizar para el servicio de los eurobonos del país tras la retirada de Citibank, lo que aumenta el riesgo de un importante impago de la deuda externa.