Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gerardo Morales

POLÍTICA

Gerardo Morales destruyó un sitio de la Memoria para poner una plaza y un restaurante

La Justicia decidió detener la obra que fue anunciada con bombos y platillos por el Gobierno del jujeño.



JUJUY.- Corría noviembre del 2021 cuando Gerardo Morales anunció que el Cabildo Histórico de Jujuy pasaría a ser un lugar de esparcimiento, con bibliotecas, mediotecas, una plaza y un restaurante. Además allí funcionarían oficinas públicas, principalmente, del Ministerio de Turismo y Cultura de la provincia. Pero los diseñadores del proyecto olvidaron un detalle, en ese lugar funcionó un Centro Clandestino de Detención que debe ser preservado, atendiendo a la legislación nacional.

Ante las quejas permanentes de los organismos de Derechos Humanos, el Gobierno de Jujuy se comprometió a preservar los sitios que fueron utilizados por la represión ilegal, además le sumó al proyecto un Espacio de la Memoria. Pero parece que ese compromiso quedó en los papeles. La agrupación H.I.J.O.S se presentó ante la Justicia para denunciar que nada de lo que habían acordado con la administración de Morales se estaba cumpliendo.

“La Ley Nacional 26.991 establece que todo proyecto que se lleve a cabo en un sitio de memoria debe ser consultado y avalado por los organismos de DDHH. Sin embargo, y a pesar de haber llevado adelante una serie de reuniones, el gobierno avanzó en la destrucción sin consultar ni a la justicia, ni a los entes de aplicación de dicha ley, menos aún a los organismos, y destruyó lo poco que había dejado en pie”, indicaron desde H.I.J.O.S. Jujuy a través de un comunicado en el que se daba cuenta de esta nueva presentación.

“La ley de Sitios de Memoria es una conquista de los organismos de DD.HH., que esperaron pacientemente durante décadas los procesos de Memoria, Verdad y Justicia, que permitieron el rescate de lugares que tienen un valor probatorio y simbólico trascendental. Tanto daño cometido por el Gobierno provincial, que los hechos demuestran, sin lugar a duda dan cuenta que sólo hay una explicación: el fondo de la cuestión es ideológico”, concluyeron.

La referente de H.I.J.O.S. de Jujuy, Eva Arroyo, fue una de las que se puso al hombro esta lucha. Al tratarse de una obra que Morales considera emblemática, parecía imposible hacer cesar los trabajos en el excentro clandestino de detención. «El 13 de mayo realizamos una inspección y luego, en reunión, le hicimos reclamos respecto a que en uno de los sectores se habían clavado estacas y había escombros. El 24, en otra reunión, planteamos de nuevo la situación y terminaron cercando con chapas de dos metros toda la obra», comentó la dirigente.

Pero tanto va el cántaro a la fuente que acaba por romperse, tal como el sueño de Morales, porque un magistrado suspendió las obras hasta tanto se realice una serie de tareas de preservación. El juez federal subrogante, Julio Leonardo Bavio, dispuso además que se deberá delimitar correctamente los seis sectores a preservar; extender la superficie de dos de ellos; evitar el paso de camiones en cercanías y dejar restos materiales, entre otras medidas.