Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
España

MUNDO

Incendios forestales en Alemania y España por una gran ola de calor

Las temperaturas superaron los 40 grados en los últimos días, pero no marcaron aún los números más altos del verano europeo.

<

Una ola de calor arrasó en gran parte de Europa y provoca incendios forestales en distintos países del continente. Europa Occidental y Central registraron temperaturas superiores a los 40 grados. Esta problemática inusual en la región causó incendios en Alemania y España.

Los bomberos alemanes y españoles continúan luchando para controlar y apagar el fuego. La semana pasada, ocurrió lo mismo en Francia e Italia, donde la temperatura llegó a los 43 grados. La nación europea que enfrenta la peor parte de estos incendios es España, informó NA.

Según el Gobierno Nacional español, el noroeste del país, cerca de la frontera con Portugal, fue severamente afectado por un gran incendio, que devoró de 25 mil hectáreas. Sin embargo, no es la única zona del país que está siendo abatida por el fuego. Con las temperaturas cercanas a los 43 grados, en Cataluña también se enfrentan a los incendios forestales.

Las autoridades españolas señalaron que fueron las altas temperaturas, los fuertes vientos y la baja humedad lo que desencadenó los incendios en gran parte del país. También señalaron que a partir del domingo la situación se volvió controlable debido a una leve baja de las temperaturas.

Alemania

En cuanto a Alemania, la región de Brandenburgo, al sur de Berlín, se extendió durante el domingo y afectó alrededor de 100 hectáreas. Además, la policía alemana tuvo que evacuar cerca de 700 personas por el crecimiento del fuego y usaron como refugio oficinas policiales.

Las autoridades alemanas esperan que las lluvias pronosticadas para los próximos días, logren bajar la temperatura y apague los principales focos de incendio. Desde el servicio meteorológico alemán señalaron que las temperaturas en este país alcanzaron los 38 grados.

Esta ola de calor que se desencadenó en gran parte de Europa rompió todos los récords de altas temperaturas en el viejo continente. El cambio climático preocupa a las autoridades, ya que el calor de la última semana se presentó sin ser la temporada alta de verano.