Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Frente de Todos

POLÍTICA

Interna en el Frente de Todos: reconocen que hay «un Gobierno en crisis»

Un funcionario del Frente de Todos admitió que están en crisis y exigió madurez para afrontar este presente.

<


La renuncia de Matías Kulfas como ministro de Desarrollo Productivo destapó una nueva ola de teorías sobre la interna en el Frente de Todos. El exfuncionario denunció irregularidades sobre el gasoducto Néstor Kirchner realizadas por el kirchnerismo en favor de una empresa, un punto crítico que el presidente no aceptó y le pidió que se vaya. Esta situación fue analizada por Fernando «Chino» Navarro que se mostró preocupado.

«Deberíamos pensar más en la sociedad, no tanto en si nos votan o no. No hay que mirar tanto las encuestas ni preocuparse quien va a ser el presidente en 2023″, sostuvo el dirigente. En este mismo sentido, reconoció que «como Gobierno, tenemos más responsabilidad que la oposición» por lo que deberían resolver de urgencia el tenso clima que viven.

En este mismo sentido, el secretario de Relaciones Parlamentarias admitió que “hay un Gobierno en crisis«. Al respecto, señaló que observa «una disputa por ver quién conduce, quién le da una impronta, y me preocupa porque soy parte”. Ante esta situación, pidió en AM990 «bajar los decibeles. La discusión en público sirve s ayuda a resolver los problemas pero ahora los agravamos».

El Frente de Todos dividido por el gasoducto

Uno de los puntos de debate en el Frente de Todos es el gasoducto Néstor Kirchner. Esta semana Kulfas renunció por las supuestas irregularidades y horas después inició la licitación. Sin embargo, Navarro admitió tener «muchas diferencias» con el exministro a pesar de ser «un hombre de bien». Más allá de eso, no comparte la manera en la que denunció al kirchnerismo y utilizó esto como materia de análisis para el conflicto oficialista.

Me da hasta pena por nosotros mismos, esto habla mal de nosotros. ¿No podemos ser más sensatos y maduros?”, se preguntó el funcionario. Además recomendó que la agenda del Gobierno esté «apuntada a resolver los problemas, más que a pelearnos entre nosotros, y el gasoducto es un buen ejemplo. Si la energía que usamos en pelearnos la usáramos para construirlo ya estaría hecho, pero aún no empezó”, concluyó.