Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Milagro Sala

POLÍTICA

Internaron a Milagro Sala: evalúan operarla

Luego de dos días de malestar, internaron a Milagro Sala por una trombosis venosa profunda.

<


En la tarde de hoy internaron a la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala en un sanatorio de la provincia de Jujuy. La dirigente padece una trombosis venosa profunda, por lo que le aplicaron un anticoagulante y la mantienen monitoreada en terapia intermedia. Los médicos evalúan operarla a raíz de este cuadro aunque la decisión la tomarán en los próximos días.

Por el momento se encuentra «compensada» y «estable» aunque siguen de cerca la trombosis. En caso de que el coagulo se agrande en los próximos días la operarán para que no se agrave su situación de salud. «Manifestó malestares desde hace dos días y luego de realizarle una tomografía se resolvió su internación», informaron desde su entorno a Télam.

La situación judicial de Milagro Sala

La líder de la Tupac Amaru está en prisión domiciliaria en su domicilio de Jujuy con una condena firme a 13 años de prisión por encabezar una asociación ilícita, delitos de fraude y extorsión. El procurador general de la Nación, Eduardo Casal, firmó recientemente un dictamen en favor mantener su pena luego de que presenten una apelación ante la Justicia.

Por la causa «Pibes Villeros«, Milagro Sala fue condenada en enero del 2019 por el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de dicha provincia. La investigación alcanzó a otros 29 acusados, entre ellos varios funcionarios y dirigentes ligados al kirchnerismo. Desde 2016 que se encuentra detenida y la Corte Suprema sostiene que debe permanecer en esta condición porque cuentan con pruebas suficientes.

Marchas en favor de la dirigente

Casualmente la semana pasada se realizó una masiva marcha contra el gobernador jujeño, Gerardo Morales. El pedido es «basta de revancha contra Milagro Sala» porque consideran que el funcionario macrista quiere «devolver a la cárcel» a la dirigente social. Además, lo acusan de perseguir a la organización social, a sus familiares y cercanos y de «presionar» a la Justicia para que vaya en contra de la exfuncionaria kirchnerista.