Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Estados Unidos

MUNDO

Joe Biden prometió defender el derecho al aborto en Estados Unidos

Desde que se conoció la decisión de la Corte Suprema, manifestantes se autoconvocaron a favor o en contra. El presidente que las marchas sean «pacíficas».

<

Tras conocerse el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que anuló la histórica decisión Roe v. Wade de 1973 sobre el derecho al aborto, el presidente Joe Biden manifestó este viernes que «la única forma en que podemos asegurar el derecho de las mujeres a elegir, el equilibrio que existía, es que el Congreso restablezca las protecciones de Roe v. Wade como ley federal».

«Ninguna acción ejecutiva del presidente puede hacer eso», agregó. «Esta decisión es la culminación de un esfuerzo deliberativo, durante décadas, dos alteraron el equilibrio de nuestra ley», agregó el demócrata. «Es la realización de una ideología extrema y un trágico error de la Corte Suprema en mi opinión. El tribunal ha hecho lo que nunca antes había hecho: quitar expresamente un derecho constitucional que es tan fundamental», manifestó.

«Es un día triste para la corte y para el país y sé que muchos están decepcionados», dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca después del fallo, que dijo que estaba haciendo retroceder al país 150 años. El mandatario prometió seguir luchando por los derechos reproductivos, pero dijo que ninguna orden ejecutiva puede garantizar el derecho de la mujer a elegir.

Instó a los votantes a enviar legisladores al Congreso que trabajarán para codificar el derecho al aborto como la ley del país. «Este otoño, Roe está en la boleta electoral. Las libertades personales están en la boleta electoral», expresó, refiriéndose a la histórica decisión Roe v. Wade de 1973 que legalizó el aborto a nivel nacional.

Biden se aseguró de pedir que las protestas se mantuvieran pacíficas. «Sin intimidación. La violencia nunca es aceptable», dijo. La Corte tomó la dramática medida de anular el fallo que reconocía el derecho constitucional de la mujer al aborto y lo legalizó en todo el país, otorgando una victoria trascendental a los republicanos y conservadores religiosos que quieren limitar o prohibir el procedimiento.