Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jorge Lanata

ESPECTÁCULO

Jorge Lanata volvió a ‘prender’ la pantalla de El Trece con un explosivo monólogo

El reconocido periodista especializado en política regresó con todo a «Periodismo Para Todos».

<

Durante la segunda emisión de la nueva temporada de «Periodismo Para Todos», programa que conduce desde hace diez años, Jorge Lanata volvió a prender la pantalla de El Trece con otro explosivo monólogo. «Lo que les voy a contar no le importa a nadie. Acá, en la Ciudad de Buenos Aires midieron el aprendizaje en matemática y lengua durante la pandemia», comenzó expresando.

«El 35% de los pibes de séptimo grado puede responder preguntas sencillas pero le cuesta relacionar los temas o entenderlos. El 25% directamente no respondió. El 31% no puede hacer cuentas que tengan más de un paso. Aumentó en un 70% la cantidad de pibes que no pudieron responder el examen. Alberto dice que fuimos unos maestros en enfrentar la pandemia. Nadie entiende que de lo de la emergencia educativa es en serio», sumó.

«Un millón de pibes se quedaron afuera y los que quedaron adentro son más brutos, justo en esta época del mundo en la que lo único que importa es estar formado. Los que se quedaron afuera se quedaron afuera de la vida, no solo de la escuela. En este panorama, con el frío, en la provincia de Buenos Aires las escuelas cierran porque no tienen estufas. Un idiota de un consejo escolar salió a decir que con la temperatura del cuerpo se pueden calentar entre ellos», continuó el periodista.

«Kicillof está construyendo 87 Casas de la Provincia, gastando 224 millones de dólares. Cada Casa de la Provincia cuesta un palo seiscientos verdes. ¿Qué hace una Casa de la Provincia? ¿Da folletos? Yo me entero que existe por la gente que va a putear enfrente. Y sin embargo, no hay guita para estufas. Lo de la educación es grave. En un país con la mitad de pobres, sin formación los estamos dejando para siempre afuera», concluyó antes de pasar al reencuentro de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

«Alberto y Cristina se reencontraron después de tres meses. Son como esas parejas que se toman un tiempo, para ver qué pasa y cuando se vuelven a ver, se dan cuenta de que el otro era peor de lo que recordaban. Él está más gordo, ella tiene la misma cara de cul* de siempre porque no es que se levanta de mal humor, vive de mal humor. Él se sigue creyendo Litto Nebbia y ella, Evita. Él se lleva mal con el hijo de ella, a ella le caen mal los amigotes de él. Pero después se dan cuenta de que un divorcio puede ser carísimo, de los problemas que trae la Justicia y dicen: ‘Mejor sigamos juntos un año y medio más'», agregó.