Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juan Grabois

POLÍTICA

Juan Grabois cruzó a Cristina Kirchner por sus dichos sobre los planes sociales

El dirigente del UTEP, MTE y Frente Patria Grande salió con los tapones de punta y llamó a una marcha para el próximo 7 de agosto.

<


La vicepresidenta Cristina Kirchner reapareció este martes en el marco de un acto de la CTA en el partido bonaerense de Avellaneda. En un discurso que se extendió por poco más de 70 minutos, la titular del Senado apuntó a la gestión de los planes sociales en el Gobierno que ella misma integra y a los popes de los movimientos sociales. Frente a sus dichos, salió a cruzarla Juan Grabois, uno de los líderes del sindicato piquetero Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

Este lunes, la exmandataria pidió reducir planes y cuestionó el funcionamiento de los mismos: “Eso no es peronismo. El peronismo es laburo, trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja”, manifestó Cristina. Así, la vice no sólo aludió al Movimiento Evita, el gran sostén político en los barrios del presidente Alberto Fernández y motivo de disputa interna en el oficialismo, sino también a las distintas organizaciones sociales y piqueteras.

Frente a ello, Grabois le contestó vía Twitter el mismo lunes: “La economía popular no es tercerización de facultades que antes ejercía maravillosamente el Estado, sino creación heroica de los excluidos dónde el Estado solo llega en patrullero y el Mercado con descarte”. En esta línea, el también militante del Frente Patria Grande y del MTE sentenció: “Garcas hay en todos lados. Hoy había un par ¿no? Unidad y debate. Me va”.

Pero este martes, mediante la UTEP, mediante un comunicado, el dirigente redobló la apuesta. “Pudimos ver cómo en la pandemia todo y cada uno de ellos se inscribieron a una ayuda de emergencia. No por eso son vagos y planeros”, sostuvo el gremio piquetero. Y agregó: “En todo caso, lo que les hace falta son derechos y un ingreso suficiente para vivir con dignidad”.

“Los trabajadoras y trabajadores sin empleo, los excluidos y excluidas, se inventan su propio trabajo y muchos se organizan para mejorar sus condiciones de vida”, continúa el escrito difundido en las redes sociales. Y remarca: “No es justo que miles de militantes sociales y trabajadores sean estigmatizados. La economía popular se convirtió en un refugio donde cientos de miles encontraron un  su espacio de pertenencia, organización y trabajo”.

UTEP además subrayó: “Sus aportes a la sociedad son mucho más mayores que las situaciones negativas que repudiamos”. En el mismo sentido, la entidad pidió que no sólo se critique lo que “está mal”, sino que se piensen “propuestas superadoras”. “Nosotros creemos que la salida de la crisis del empleo que afecta en mayor o menor medida a todo el mundo radica en una economía mixta donde el sector popular sea reconocido, organizado, valorado y sus trabajadores tengan plenos derechos”.  Por último, convocaron a una movilización para el 7 de agosto, día de San Cayetano.

Más de CFK contra los líderes sociales

Cristina eligió ir a la provincia de Buenos Aires y rodearse de su rama sindical más adepta, con Hugo Yasky y Roberto Baradel a la cabeza, entre otros, para lanzar diversas críticas. “Con esta desocupación debería haber menos planes. El Estado nacional debe recuperar el control y la auditoría de los planes, que no pueden seguir tercerizadas”, fue otra de sus frases más resonantes.

En el mismo sentido, la vicepresidenta apuntó contra los líderes sociales pero en clave feminista: “Las mujeres son las que revuelven las ollas en los merenderos y son las que siempre tienen que ir a laburar. Los tipos rara vez laburan. Las que van a laburar son siempre las mujeres. Es así y ustedes saben que es así. Que el Estado recupere en nombre de los que nos dieron vida de Perón y de Evita. Si Evita los viera, mamita. Imaginando y leyendo todo lo que hizo Evita, ¡mamita!”, exclamó.

Los dardos de Cristina se dieron en un momento de recrudecimiento del control de la calle. No sólo habló para afuera, sino también hacia adentro. Sin nombrarlo, la titular del Senado cargó contra el Movimiento Evita, que conducen Emilio Pérsico y Fernando ‘Chino’ Navarro, actuales integrantes del Gabinete. A ambos, el Presidente les encomendó el manejo de buena parte de la caja social de su Gobierno para controlar “los ánimos” en los barrios.