Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jorge Lanata

ESPECTÁCULO

La evolución de los planes sociales: el editorial de Jorge Lanata

A raíz del escándalo sobre los planes sociales, Jorge Lanata analizó la evolución de los mismos en los últimos años.

<

Durante las últimas semanas la cuestión sobre los planes sociales fue un punto de conflicto para el Gobierno. Tal es así que Cristina Kirchner, vicepresidente de la Nación, cuestionó el rol de las organizaciones sociales para otorgar las ayudas estatales y le pidió al peronismo, precisamente a Alberto Fernández, que haga algo al respecto. Sobre esto habló Jorge Lanata, quien analizó los últimos años del Estado sobre este tema.

«Es una pelea por la caja de los pobres. Los planes empezaron en la época de Duhalde con lo que se llamó planes jefas y jefes en la crisis del 2001. Se profundizan con Cristina Kirchner, siguen con Mauricio Macri y explotan con Alberto Fernández», recordó el periodista en PPT. En este mismo sentido, aseguró que es «la muestra más evidente del fracaso de todos los gobiernos, no lograron una economía más justa».

Siguiendo por la misma línea Jorge Lanata explicó que «algo hay que hacer con los que están afuera pero si están afuera es porque alguien los echó» en referencia a la economía general del país. Cabe señalar que para el conductor televisivo no trabajar y recibir un programa, como por ejemplo el Potenciar Trabajo, crea ciudadanos por fuera de un sistema laboral y eso genera una cadena en su familia.

Seguido a esto, el dirigente aseveró que las ayudas estatales «deprimen el salario promedio y crean terceras o cuartas generaciones de gente que nunca laburó. El nieto ve al abuelo viviendo de un plan y sabe que un plan le espera» para su futuro. «Es la obligación de cada gobierno crear condiciones para que haya trabajo», concluyó el comunicador.

Los planes sociales en el kirchnerismo

Como punto crítico, Jorge Lanata señaló la llegada del kirchnerismo para revelar las consecuencias de los planes sociales. «Presenciamos el loteo de los pobres. Es decir que cada sector quiere su sector de pobres para influir en la política para obligarlos a ir a las marchas para garantizar el voto y humillarlos más. La mitad de este país es pobre y tiene que haber una contraprestación, un plazo y ser manejados por el Estado nacional», pidió.

Por último, Lanata destacó «el IFE» como un buen ejemplo de ayuda estatal para los sectores vulnerables puesto que tenían un plazo fijo estipulado, eran segmentados y no se prolongó en el tiempo. «Toda la política es culpable de la situación de los pobres pero nadie es dueño de ellos«, concluyó el periodista en una nueva edición de su editorial.