Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Néstor Kirchner

POLÍTICA

La justicia pide documentación del gasoducto Néstor Kirchner tras las denuncias

Tras varias denuncias al Gobierno, Daniel Rafecas pidió la documentación del gasoducto Néstor Kirchner para investigar.

<


Entre las renuncia de Matías Kulfas al ministerio de Desarrollo Productivo por diferencias con el ala kirchnerista y las denuncias de Juntos por el Cambio, la semana del Gobierno fue completa. El gran tema en cuestión es el gasoducto Néstor Kirchner, el cual recién ahora comenzó con la licitación y según el exministro está hecha a medida para una empresa.

A raíz de todo esto, el juez federal Daniel Rafecas tomó cartas en el asunto y ordenó las primeras medidas para investigar la obra. La orden es secuestrar la documentación del proyecto y el pliego de la licitación para así evaluar con profundidad si realmente lo han producido de manera tal que la compañía en cuestión pueda quedarse con la licitación o es una mera casualidad.

La orden fue presentada en Enargas, IEASA y en la Secretaría de Energía. Además se secuestró una copia digital de la licitación que ahora va a analizarse. Rafecas impuso el secreto de sumario luego de que el abogado Santiago Dupuy de Lome, Waldo Wolff, Graciela Ocaña y Yamil Santoro denuncien el supuesto movimiento ilícito del Gobierno.

Al parecer, las acusaciones de Matías Kulfas sobre el movimiento kirchnerista para favorecer a Techint abrieron una puerta para que la oposición ataque. Tal es así que en su carta de renuncia también arremetió contra Cristina Kirchner aunque no presentó pruebas que lo acompañen. Según se conoce, el dirigente no realizará denuncias al respecto.

Las denuncias no frenan el gasoducto Néstor Kirchner

Más allá de las denuncias de la oposición y del reclamo de Kulfas, el Gobierno anunció que se abrió la licitación por el gasoducto Néstor Kirchner. Las empresas tendrán tiempo hasta la primera semana de julio para presentar sus presupuestos y tiempos mientras la investigación avanza. A prori, no hay peligro de que se detenga la obra aunque no está resuelto.