Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Guzmán

POLÍTICA

Martín Guzmán tendrá última palabra sobre el gasoducto Néstor Kirchner

Tras la salida de Kulfas por sus dichos sobre la obra, se vienen etapas decisivas para cerrar la licitación y puesta en marcha de los trabajos.

<


El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, tendrá la última palabra sobre las decisiones que se tomen para construir el gasoducto Néstor Kirchner. Se trata de la obra para la conducción de gas desde el yacimiento Vaca Muerta en Neuquén hasta la provincia de Buenos Aires, abasteciendo a distintas ciudades del país y hasta Brasil, entre otros destinos. Considerada clave para aprovechar los recursos de energía no convencional, la construcción del gasoducto demanda alrededor de 1.600 millones de dólares.

Esta obra entró en un punto de máxima tensión en las últimas semanas, en especial tras las sospechas por supuestas irregularidades deslizadas por Matías Kulfas. Esto le costó su salida del Ministerio de Desarrollo Productivo y una declaración ante la Justicia, donde prácticamente se desdijo de las denuncias iniciales. En este contexto, el ministro Guzmán tendrá la decisión final sobre las medidas que tomen los comités que llevan adelante la licitación para construir el tendido.

Guzmán y el kirchnerismo deberán trabajar juntos

Para poder avanzar, los funcionarios kirchneristas aceptaron la supervisión de un funcionario como Guzmán, pese a ser uno de los más cuestionados por el espacio que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Es que el titular del Palacio de Hacienda monitoreará licitaciones que llevará adelante Energía Argentina (la ex Ieasa), según consignó la agencia NA.

Esa empresa, dirigida por Agustín Gerez, seguirá adelante con los pliegos que ya estaban en su ámbito, como el de la provisión de caños por parte de Techint, compra de válvulas y la obra civil. “He designado como presidente de la comisión evaluadora del gasoducto al secretario de Energía, Darío Martínez (kirchnerista)”, dijo el ministro de Economía, que responde al presidente Alberto Fernández.

Por ahora, la obra del gasoducto sería de Techint

En tanto, en Energía Argentina funcionan comisiones evaluadoras de los proyectos, que van recibiendo propuestas. Las mismas seguirán actuando como hasta ahora. Pero Guzmán (habiendo delegado la tarea en Martínez) será el que otorgue la luz verde. Es así que la ex Ieasa y el ministro deberán encontrar una solución a la provisión de caños. El único oferente y ganador de esa licitación fue TenarisSiat (Techint). Es un contrato de 600 millones de dólares.

Pero la empresa y el Gobierno aún no acordaron la estructura financiera de anticipos y adelantos. “Las comisiones evaluadoras tienen a su cargo el seguimiento integral de los procesos licitatorios, análisis de ofertas y posterior recomendación al órgano directivo del comitente (Energía Argentina) de cuáles deben ser las ofertas adjudicatarias y/o desestimadas de dichos procesos conforme el fundamento técnico, legal y económico allí establecido”, explicaron desde Economía.

Aunque ya hay representantes de Economía en Energía Argentina, en esa empresa entienden que es “propicio que la máxima autoridad del área tenga participación directa en todas las instancias de formación de la voluntad societaria a los efectos que la misma refleje los análisis más amplios y diversos posibles”. Respecto a esto, explicaron que “sería lógico” que Guzmán tome más funciones, a la vez que informaron que Martínez estará a cargo.

¿Cuándo es la apertura de sobres?

La apertura de ofertas para la obra, por unos 1.000 millones de dólares, se hará el próximo 8 de julio. Las empresas interesadas deberán probar su experiencia en la construcción de gasoductos de más de 75 kilómetros de alta presión. Energía Argentina también está tratando de cerrar la compra de válvulas.

Por ahora “ninguna de las ofertas recibidas cumple con los plazos de entrega solicitados”. Pues, hay que tener en cuenta que esta construcción tendrá distintos tramos, algunos más complejos que otros. Los recorridos son más largos en algunos casos, o atraviesan campos, donde se requiere la anuencia de sus propietarios.