Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Patricia Bullrich

POLÍTICA

Patricia Bullrich se despachó contra el Gobierno por el avión venezolano-iraní

La dirigente opositora habló de una «alianza directa» que se evidencia a raíz de lo sucedido la última semana en suelo argentino.

<


La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, se despachó contra el gobierno de Alberto Fernández por el avión venezolano-iraní que aterrizó la última semana en suelo argentino. La exministra de Seguridad denunció que así se pone al país en una “alianza directa” con los responsables de los atentados a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y a la Embajada de Israel.

“La ineficiencia y la permisividad cómplice del Gobierno ante una cuestión tan peligrosa como la permanencia en el país de un avión que está señalado como parte de una trama internacional terrorista, nos pone en una alianza directa con quienes atentaron dos veces contra el país”, expresó Bullrich en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El caso del avión venezolano-iraní

En las últimas horas, autoridades del Aeropuerto de Ezeiza inmovilizaron a un avión venezolano sancionado por los Estados Unidos y secuestraron el pasaporte a 12 venezolanos y cinco iraníes que iban a bordo. Se trata de un Boeing 747 Dreamliner, de la empresa Emtrasur. El mismo había aterrizado el lunes pasado en el aeropuerto de Córdoba debido a la neblina que azotaba a Buenos Aires y alrededores.

Sin embargo, una vez arribado en Ezeiza, a la aeronave la recibió la Policía de Seguridad Aeroportuaria, además de por la Aduana, la Policía Federal y la Dirección de Migraciones. Las fuerzas llevaron a cabo el procedimiento sobre el vehículo, a raíz de información suministrada por inteligencia de varias agencias mundiales.

Las sospechas desde la oposición

Desde la oposición ya lanzaron sus sospechas y preguntaron por las maniobras del avión. Acusan que el mismo voló entre Buenos Aires y Córdoba con el transponder apagado, como si no quisiera ser localizado. Se detalló además que el avión “transportaba autopartes para una empresa automotriz, se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada”.

A pesar de ello, a algunas de las cinco personas con nacionalidad iraní les encontraron conexiones con presuntos nexos con las Fuerzas Quds. Dicha fuerza responde a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, que se especializa en guerra asimétrica, además de operaciones de inteligencia militar. Al mismo tiempo, son los responsables de realizar actividades fuera de las fronteras de Irán.

Un caso similar ocurrió en 2011

El antecedente de algo similar data de 2011, cuando demoraron también en el Aeropuerto de Ezeiza un avión militar de los Estados Unidos. En aquella ocasión, se trató de un avión C-17 de la Fuerza Aérea norteamericana. Una denuncia del Gobierno de la entonces presidenta Cristina Kirchner indicaba que la aeronave había intentado traficar armas y equipos de espionaje. Todo ello, simulando su accionar como si estuvieran destinados a un curso de entrenamiento policial.

El pedido de la AMIA y la DAIA

Mediante un comunicado, la AMIA y la DAIA le exigieron al Gobierno que esclarezca la retención del avión. También pidieron por una investigación “exhaustiva y detallada” sobre los tripulantes. “La retención en nuestro país de un avión operado por la empresa Emtrasur constituye un hecho que a esclarecerse con urgencia por las autoridades nacionales”, dice el primer párrafo del texto.

Las organizaciones judías también pidieron información “exhaustiva y detallada sobre los tripulantes que viajaban en la aeronave y los motivos de su paso por el país”. “Resulta pertinente exigir la información requerida y los resultados de la investigación, ante un hecho que despertó sospechas y confusión”, finaliza el comunicado.