Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia deja de pagar su deuda externa por primera vez en un siglo

<

Rusia dejó de pagar su deuda externa en moneda extranjera por primera vez en un siglo y cayó en default, vencido el plazo de gracia que disponía para hacer frente a una obligación. Los medios internacionales interpretan esta situación como un marcador sombrío en la rápida transformación del país en un paria económico, financiero y político.

Las sanciones occidentales cada vez más duras que cerraron las rutas de pago a los acreedores en el extranjero posibilitaron que Moscú llegara a la fecha límite sin poder pagar unos 100 millones dólares de pagos de intereses atrapados con vencimiento el 27 de mayo, una fecha límite que se considera un evento de incumplimiento si no se cumple, informó NA.

Los eurobonos se han negociado a niveles de dificultad desde principios de marzo, las reservas de divisas del banco central siguen congeladas y los bancos más grandes están separados del sistema financiero mundial. Pero dado el daño que ya se ha hecho a la economía y los mercados, la suspensión de pagos también es mayormente simbólica por ahora, y les importa poco a los rusos que enfrentan una inflación de dos dígitos y la peor contracción económica en años.

Durante la crisis financiera de Rusia y el colapso del rublo de 1998, el gobierno del presidente Boris Yeltsin dejó de pagar 40.000 millones de dólares de su deuda local. Pero la última vez que Rusia cayó en incumplimiento frente a sus acreedores extranjeros fue hace más de un siglo, cuando los bolcheviques bajo Vladimir Lenin repudiaron la asombrosa carga de deuda de la era zarista de la nación en 1918.

Rusia rechazó todos estos planteos y el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, calificó la situación el jueves como una «farsa». Manifestó que con miles de millones de dólares a la semana que todavía ingresan a las arcas estatales de las exportaciones de energía, a pesar del conflicto en el este de Ucrania, reiteró que el país tiene los medios y la voluntad para pagar.