Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Soledad Acuña

POLÍTICA

Soledad Acuña justificó la prohibición del lenguaje inclusivo en CABA

Tras las críticas recibidas a la prohibición del lenguaje inclusivo, Soledad Acuña justificó su decisión.

<


Durante la semana, la Ciudad de Buenos Aires emitió un resolución en la que prohiben usar lenguaje inclusivo. De esta manera, la educación primaria, secundaria y universitaria en CABA no podrá utilizar palabras que usen la X, @ o E para señalar que no hay un género. Esto fue muy criticado por la sociedad aunque la ministra de Educación, Soledad Acuña, lo justificó.

«La utilización de estas nuevas incorporaciones que rompen las convenciones del lenguaje generan un obstáculo. Si en el aula ponés en un primer grado una palabra con un arroba, otra palabra con una ‘x’ y otra palabras escrita correctamente, generás confusión«, indicó la dirigente para FM Milenium. Seguido a esto, aclaró que realmente lo que buscan es «eliminar los obstáculos» a los que hizo referencia.

Sin embargo, advirtió que «eso no quiere decir eliminar el lenguaje inclusivo, la lengua española tiene una infinidad de recursos para no utilizar el masculino genérico. La lengua no es neutral, también invisibiliza. Tomamos una innumerable cantidad de decisiones en este tiempo que tienen que ver con generar nuevas oportunidades, reforzar, acelerar procesos, garantizar que todos los chicos y las chicas tengan las mismas oportunidades, de sacar todos los obstáculos que pueda haber en ese proceso».

En este mismo sentido detalló que «una de estas medidas fue regular el uso de la ‘e’, la ‘x’, el ‘@’, en las aulas por parte de los docentes en el momento del ejercicio de la enseñanza con los estudiantes y en las comunicaciones institucionales”. Además, justificó que «genera un obstáculo en la comprensión y en la fluidez lectora y en la escritura de los estudiantes que están en una situación crítica».

Soledad Acuña sancionará a los profesores que usen lenguaje inclusivo

Por otro lado, remarcó que «como toda norma se tiene que cumplir y si no se cumple hay un proceso administrativo disciplinario». De esta manera, los docentes que decidan seguir usando el lenguaje inclusivo en las aulas serán sancionados «de igual manera que su eligen evaluar con emoticones en lugar de números. Yo regulo las formas de evaluar y si no se cumplen hay un procedimiento de sanciones«, amenazó.