Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Premio Nobel

MUNDO

Subastan el Premio Nobel de la Paz para ayudar a niños ucranianos: recaudan más de 103 millones de dólares

«Esperaba que hubiera una enorme cantidad de solidaridad, pero no esperaba que fuera una cantidad tan grande», expresó Dimitry Muratov.

<

El Premio Nobel de la Paz subastado por el periodista ruso Dmitry Muratov para recaudar fondos para los niños refugiados de Ucrania se vendió el lunes por la noche por 103,5 millones de dólares, rompiendo el antiguo récord de un Nobel. Un vocero de la casa de subastas holandesa Heritage Auctions, que manejó la venta, no confirmó la identidad del comprador.

«Esperaba que hubiera una enorme cantidad de solidaridad, pero no esperaba que fuera una cantidad tan grande», expresó Muratov después de la subasta de casi tres semanas, que finalizó el Día Mundial del Refugiado. Anteriormente, lo más pagado por una medalla del Premio Nobel fue de 4,76 millones de dólares en 2014, cuando James Watson, cuyo co-descubrimiento de la estructura del ADN le valió el Premio Nobel en 1962, vendió la suya.

Tres años más tarde, la familia de su co-beneficiario, Francis Crick, recibió 2,27 millones de dólares en una subasta. Muratov, quien recibió la medalla de oro en octubre pasado, ayudó a fundar el periódico independiente Novaya Gazeta y fue el editor en jefe cuando cerró en marzo en medio de la represión del Kremlin contra los periodistas y la disidencia pública a raíz de la invasión rusa a Ucrania.

Fue idea de Muratov subastar su premio, ya que había anunciado que donaría el premio en efectivo de 500.000 de dólares que lo acompaña a la caridad. Muratov ha dicho que las ganancias irán directamente a UNICEF en sus esfuerzos para ayudar a los niños desplazados por la guerra en Ucrania. Minutos después de que terminara la subasta, la organización informó que ya había recibido los fondos, informó Bloomberg.

Las ofertas en línea comenzaron el 1 de junio para coincidir con la celebración del Día Internacional del Niño. Muchas ofertas llegaron por teléfono o en línea. La oferta ganadora, presentada por teléfono, catapultó la puja desde los bajos millones hasta niveles astronómicos.