Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Carlos Melconian

POLÍTICA

«Trabajo por arriba de la grieta»: Carlos Melconian explicó su reunión con Cristina Kirchner

Carlos Melconian estuvo reunido con Cristina Kirchner durante tres horas y el economista salió explicar todo.

<


Carlos Melconian estuvo reunido con Cristina Kirchner durante tres horas y el economista salió explicar todo. El mundo de la política resonó cuando el analista Jorge «El Turco» Asís publicó que había un cónclave entre la vicepresidenta y el especialista en economía. Aparte, lo que más sorprendió es que Melconian responde y trabajó para Cambiemos.

La tarde el viernes se vio convulsionada por la charla de Cristina Kirchner con el economista. Tales fueron las repercusiones que el titular del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) tuvo que salir a explicar algunas cuestiones. En primer lugar trató de aclarar que nada tuvo que ver la ideología política en el diálogo.

Ante los contrapuntos políticos que hay entre ambos, el economista aseguró que está «trabajando por la Argentina, arriba de la grieta«. En lo más concreto de lo que habló con Cristina Kirchner, comentó: «Lo institucional fue media hora y el resto del tiempo fue actualidad«. Entre otros temas, confesó que dialogaron sobre «bimonetarismo, pero no dolarización, porque ya lo decidió la gente».

«Si no tenés a la política detrás de una cosa de Estado, de acuerdo, el mago Mandrake se tiene que ir a la casa. Pero la política tiene que aprender que si no tiene una institución económica, un tipo que se haga cargo, un contenido, ya no tiene más ideología. Los chinos son comunistas y están palo y palo con los americanos: eso es el capitalismo«, agregó según NA.

Respecto a cómo se lo tomó la oposición fue contundente: «No le doy bola a esas cosas, trabajo en un programa para el pueblo argentino», explicó. También aseveró que tiene conversaciones con Mauricio Macri y que no le dijo nada después de la reunión con la vicepresidenta. «Fui su funcionario, soy su amigo y hablo con él», sentenció el economista.