Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Ucrania: continúan los bombardeos rusos en la región del Dombás

La feroz guerra de desgaste en el Dombás alcanza su punto más crítico en las ciudades Severodonetsk y Lisichansk.

<

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski informó que los ataques aéreos y de artillería de Moscú tienen como objetivo destruir toda la región del Dombás, e instó a los aliados de Ucrania a acelerar el envío de armas pesadas para igualar a Rusia en el campo de batalla.

La lucha por las ciudades gemelas de Severodonetsk y Lysychansk en la región ucraniana de Luhansk está «entrando en una especie de clímax temible», expresó Oleksiy Arestovych, asesor de Zelenski. Rusia intenta capturar tanto Luhansk como Donetsk, que conforman la región del Dombás, el corazón industrial del país.

En el frente diplomático, los líderes europeos iniciarán formalmente el largo camino de Ucrania hacia la adhesión a la Unión Europea en una cumbre en Bruselas. Aunque principalmente simbólica, la medida ayudará a levantar la moral tras cuatro meses de sangriento conflicto que ha matado a miles de personas, desplazado a millones y destruidas ciudades.

«Debemos liberar nuestra tierra y lograr la victoria, pero más rápido, mucho más rápido», dijo Zelenski en un discurso en un vídeo publicado a primera hora del jueves, reiterando las demandas ucranianas de armas más grandes y rápidas. «Hubo ataques aéreos y de artillería masiva en el Dombás. El objetivo del ocupado aquí no ha cambiado, quiere destruir todo el Dombás paso a paso», agregó, replicó Reuters.

«Por eso insistimos una y otra vez en la aceleración de las entregas de armas a Ucrania. Lo que se necesita rápidamente es la paridad en el campo de batalla para detener esta armada diabólica y empujarla más allá de las fronteras de Ucrania», expresó el mandatario ucraniano.

Ciudades gemelas

La feroz guerra de desgaste en el Dombás alcanza su punto más crítico en Severodonetsk y Lisichansk. Cientos de civiles están atrapados en una planta química en Severodonetsk, y Ucrania y Rusia se disputan quién controla la ciudad bombardeada.

Moscú afirma que las fuerzas ucranianas en Severodonetsk, escenario de los más intensos combates recientes, están rodeadas y atrapadas. La semana pasada les conviene rendirse o morir. Pero el gobernador regional de Luhansk, Serhi Gaidai, expresó el miércoles a la televisión ucraniana que «los combates resultan» y que «las fuerzas rusas no tienen el control total».

En Lisychansk, la agencia de noticias Tass citó a los separatistas apoyados por Rusia diciendo que los ucranianos en la ciudad están ahora rodeados y sin suministros, tras la toma de una carretera que conecta la ciudad con la localidad de Sieviersk. Reuters no pudo confirmar inmediatamente esta información.