Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

Ucrania exige un «alto el fuego total» para evacuar a civiles en Severodonetsk

Severodonetsk es la ciudad más importante de la provincia de Lugansk que aún está bajo control ucraniano.

Las autoridades de Ucrania exigen un «alto el fuego total» para evacuar a los más de 500 civiles que están refugiados en una planta química en Severodonetsk, ciudad estratégica del este en el que se desarrollan actualmente la mayoría de los combates con Rusia.

«Salir de la fábrica es posible solo con un alto el fuego total», dijo Serguei Gaidai, gobernador de la provincia de Lugansk, donde está localizada Severodonetsk. El dirigente señaló además que cualquier intento de salir de la planta Azot, donde están refugiadas 568 personas, incluidos 38 niños, es «imposible y peligroso» debido «a los bombardeos y constantes combates», informó Télam.

Rusia anunció el miércoles que fracasó el corredor humanitario propuesto de forma unilateral para evacuar a los civiles atrapados y responsabilizó a Ucrania. «La parte rusa propuso un corredor humanitario para permitir la evacuación de los civiles de la planta química. Pese a esas medidas (…) las autoridades de Kiev hicieron fracasar cínicamente la operación humanitaria», afirmó el Ministerio de Defensa ruso.

El Kremlin había anunciado su intención de abrir un «corredor humanitario» durante dos horas para permitir la salida de los civiles, quienes serían conducidos a territorios controlados por Moscú. El Ministerio de Defensa ruso acusó a las fuerzas ucranianas de haber «violado el cese el fuego en varias ocasiones» y de haber «aprovechado la pausa humanitaria para desplegarse en posiciones (de combate) más ventajosas».

Esas versiones no pudieron ser confirmadas con fuentes independientes y tampoco hubo información por parte del Gobierno ucraniano. Severodonetsk es la ciudad más importante de la provincia de Lugansk que aún está bajo control ucraniano, pero es blanco de ataques rusos desde hace semanas. Tras desistir de la toma de Kiev en marzo, Moscú pretende conquistar toda esta zona del Donbass, controlada parcialmente por separatistas prorrusos desde 2014.