Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
San Luis

SOCIEDAD

Un año sin Guadalupe: qué se sabe hasta el momento de la niña desaparecida en San Luis

Pasaron 365 días y la incertidumbre es cada vez más grande. En el medio, la Justicia no procedió como debería haberlo hecho.

<

Se cumple un año sin Guadalupe Lucero, la niña de seis años que desde el 14 de junio de 2021 falta de su hogar en San Luis. La última vez que vieron a la menor fue en la casa de una de sus tías cuando festejaban un cumpleaños. Desde ese momento nadie sabe de su paradero y tampoco hay indicios para poner un punto de partida para su búsqueda. En el medio, pistas falsas, hallazgos con saldo negativo y un pedido de toda la Argentina que no culmina.

Desde la desaparición de Guadalupe, además de los falsos indicios que recibió su madre, Yamila Cialone, y su entorno familiar, se suma que la Justicia no realizó bien su trabajo. Al principio, la causa recayó sobre el fuero provincial, pero meses después pasó al federal ya que descubrieron ciertas irregularidades en el transcurso de la investigación, según consignó la agencia NA.

Esa tarde del 14 de junio de 2021 nadie esperaba que el cumpleaños familiar terminara en una búsqueda desesperada y llena de confusiones desde hace un año. La última vez que fue vista, Guadalupe jugaba con sus primos en la puerta de la casa cuando de repente se “esfumó”. El relato de uno de los menores que se encontraba allí indicaba que Lucero simplemente “se fue”.

Tras la denuncia de su madre, comenzó una búsqueda que todavía sigue latente. Durante todo este tiempo se realizaron más de 400 allanamientos con resultado negativo y tampoco hay pistas concluyentes que ayuden a resolver el caso. Desde la Justicia se barajaron varias hipótesis: trata de personas, un accidente en la vía pública y ajuste cuentas, pero nada determina e indica dónde puede estar la menor.

La última novedad en torno a la causa fue a fines de abril, cuando se realizó un rastrillaje en el descampado que se encuentra próximo de donde desapareció. Allí se localizó una calza pequeña rajada, unas botitas de talla 30 y restos óseos quemados que sin dudas movilizó a todo el país por tratarse pistas muy relevantes. No obstante, la madre no reconoció las prendas.

Acto seguido, la Justicia determinó que los restos óseos pertenecían a animales. “Recién salgo de la Fiscalía Federal para reconocer la prensa que encontraron en el rastrillaje del día martes, dicha prenda era una calza y no pertenece a Guadalupe. No es la calza que llevaba al momento de la desaparición, gracias a Dios. ¡Un alivio para la familia!”, expresó su madre en redes sociales.

Actualmente se volvieron a tomar testimonios y se realizaron Cámara Gesell con los niños que estaban aquella noche con Guadalupe. Con respeto a Eric, papá de la menor, solicitó ser querellante, pero por el momento la Justicia no respondió a dicho pedido.

Para seguir reclamando Justicia, la familia de la menor realizará una marcha este martes a las 17.00 en Bolívar casi Colón, San Luis, donde a su vez se realizará un mural en su honor. “A un año de la desaparición de Guadalupe, convoco a reunión para organizarnos para marchar. Guadalupe nos necesita en las calles reclamando por su aparición con vida”, escribió la madre de la menor.

Ante cualquier información de su paradero o alguna pista concluyente para la búsqueda comunicarse telefónicamente a la línea 134 del Ministerio de Seguridad de la Nación. La noche que desapareció Guadalupe vestía un buzo de color rosa con la inscripción “Love”, campera negra con capucha, botas negras y calzas negras. Tiene una contextura delgada, mide 1,10 metros, tiene pelo lacio largo negro, ojos marrones oscuros, tez trigueña y un lunar de color oscuro en la parte izquierda del rostro.

San Luis