Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
avión

POLÍTICA

Uno de los tripulantes del avión inmovilizado en Ezeiza es de la Guardia Revolucionaria de Irán

Gholamreza Ghasemi es el nombre que más resuena en las alertas internacionales. Ninguno puede salir del país.

<


El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, confirmó este lunes la vinculación de al menos un tripulante del avión inmovilizado en Ezeiza con la Guardia Revolucionaria de Irán. La organización paramilitar, aliada al Líder Supremo de Irán, ha sido acusada repetidas veces de contrabando de armas, cigarrillos, etc., y de financiar a grupos terroristas como Hezbollah y Hamás

“El 6 de junio llega un avión perteneciente a la compañía Emtrasur de Caracas, Venezuela. Llegó con 14 venezolanos y 5 iraníes. Aterrizó en Córdoba por cuestiones climáticas y ninguno de los tripulantes tenía alertas rojas que impidieran su ingreso a la Argentina. Con posterioridad recibo información de organismos extranjeros que advertían sobre la pertenencia de parte de los tripulantes a empresas relacionadas con la Guardia Revolucionaria de Irán”, indicó Fernández en diálogo con Radio Perfil. 

Por el momento, todos los tripulantes están hospedados en un hotel en Canning hasta evaluar lo que se hará con cada uno. En tanto, el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, no solo rechazó el hábeas corpus que presentó el polémico abogado Rafael Resnick Brenner, sino que solicitó la toma de huellas dactilares. Además, se retuvieron los pasaportes por al menos 72 horas.

Alertas que ni el Gobierno ni Ezeiza escucharon

A pesar de las alertas internacionales de Uruguay, Paraguay y Estados Unidos, el titular del Ministerio de Seguridad de la Nación negó que Argentina haya recibido algún tipo de advertencia sobre el avión. “Se revisó todo y ningún tripulante tenía una alerta para ingresar. Se les dio autorización para dormir y no se fueron por falta de combustible. “Ellos podrían sacar un boleto y viajar sin ningún impedimento, pero no quieren dejar el avión”.

Sin embargo, admitió que “uno de los iraníes que viajó es familiar del ministro de Interior de Irán y su nombre coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria”. Llamativamente, el ministro es Ahmad Vahidi, quien es reclamado por la Justicia argentina por haber tenido una participación clave en la toma de decisión y en la planificación del atentado cometido el 18 de julio de 1994 en el edificio de la AMIA. Sobre él pesa una captura internacional de Interpol.

¿Quién es Gholamreza Ghasemi?

Los iraníes retenidos son Gholamreza Ghasemi (piloto de la aeronave), Mohammad Khosraviaragh, Mahdi Mouseli, Saeid Vali Zaedh y Abdolbaset Mohammadi. El primero, según informó el experto en Política Exterior, Defensa y Seguridad Andrei Serbin Pont en su cuenta de Twitter, tiene lazos directos con el contrabando de armas. “El nombre más interesante en el avión venezolano (YV3531) es Gholamreza Ghasemi dado que coincide con el nombre de miembro del Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y administrador de Fars Air Qeshm, aerolínea iraní que usa 747 para traficar armas a grupos terroristas”, indicó.

El periodista Ignacio Montes de Oca amplió información sobre ese nombre. “En la lista de tripulantes, aparece Gholamreza Ghasemi, cuyo nombre coincide con el que aparece en el listado de integrantes de la organización Al Qud, la guardia del estado persa dedicada a apoyar a organizaciones terroristas afines. Al Quds opera con Hezbollah, autores materiales del ataque a la AMIA y calificada como organización terrorista por la mayoría de los países del mundo”.

 

Motivos de la inmovilización del avión

El miércoles a la noche, el Gobierno nacional retuvo en el aeropuerto internacional de Ezeiza un avión venezolano de una empresa iraní. Se trata de un Boeing 747-3B3(M) de la empresa Emtrasur, que ya había aterrizado el lunes en el aeropuerto de Córdoba. Pese a las advertencias internacionales, las autoridades permitieron su aterrizaje en Argentina. 

Aunque el avión transportaba autopartes para una empresa automotriz, en donde todo estaba en regla y sin irregularidades, lo que más llamó la atención fue la cantidad de tripulantes que había en la aeronave, y sobre todo que 5 fueran iraníes. El Boeing solo necesita cinco tripulantes: piloto, copiloto, navegante y dos personas para el área de carga. Sin embargo, arribó con 19, casi el triple de lo necesario.

El rol de Alberto Fernández ahora

La DAIA se presentó como querellante para impedir la fuga de los tripulantes, en tanto la oposición repudió la postura provenezolana del Gobierno de Alberto Fernández, teniendo en cuenta que Nicolás Maduro tiene cada vez más lazos con grupos terroristas de Irán. La situación también se agrava luego del potente discurso del presidente contra Estados Unidos por prescribir a países con regímenes considerados autócratas, como Venezuela 

Ahora, hay expectativas sobre la actuación del Gobierno nacional. El avión es una prueba material que determinará hacia dónde se inclinará el jefe de Estado y las autoridades nacionales: Estados Unidos o Venezuela/Irán. En el medio, quedan en juego los intereses económicos, políticos e incluso militares, por lo que cada paso que se realice a partir de las próximas horas será decisivo.