Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jair Bolsonaro

MUNDO

A tres meses de las elecciones: Jair Bolsonaro volvió a atacar el sistema electoral de Brasil

«El sistema es completamente vulnerable», expresó a unos 40 diplomáticos invitados a su residencia en una sesión informativa sin precedentes.

<

El presidente Jair Bolsonaro invitó el lunes a decenas de embajadores escuchar sus acusaciones de que el sistema electoral de Brasil estaba abierto al fraude a tres meses antes de las elecciones presidenciales de octubre, en las que va rezagado en su intento por un segundo mandato.

«El sistema es completamente vulnerable», expresó a unos 40 diplomáticos invitados a su residencia en una sesión informativa sin precedentes. Bolsonaro no dio evidencia de fraude, pero dijo que un pirata informático ingresó al sistema de votación electrónica durante las elecciones que ganó en 2018, un incidente que la policía concluyó que no comprometió el resultado de ninguna manera.

El mandatario ultraderechista manifestó que se debería llamar al ejército brasileño para ayudar a garantizar la transparencia en los comicios del 2 de octubre. También ha presionado a las autoridades electorales para que acepten un conteo de votos paralelo a cargo de las fuerzas armadas, cosa que lo han descartado.

Los diplomáticos que asistieron incluyeron enviados de Estados Unidos, la Unión Europea, Francia, España y Portugal. Argentina no fue invitada. «Sabíamos lo que iba a decir, eso no fue una sorpresa. Pero es bastante inusual convocar a la comunidad diplomática para hablar sobre un tema interno», expresó a Reuters un diplomático que asistió.

Dirigentes de la oposición pidieron que se investiguen los presuntos delitos electorales cometidos por Bolsonaro, por sus ataques a un sistema que lo ha llevado a ser electo durante tres décadas, como congresista y luego como presidente, y por utilizar la televisión pública para difundir sus puntos de vista.

Bolsonaro, un nacionalista de extrema derecha que ha dicho que modeló su presidencia a partir de la de Donald Trump, se ha hecho eco de las acusaciones infundadas de fraude del exlíder estadounidense en las elecciones estadounidenses de 2020.

Ha cuestionado repetidamente las máquinas de votación electrónicas de Brasil, argumentando sin pruebas que son susceptibles de fraude, lo que ha generado temores de que podría negarse a reconocer la derrota, como lo hizo Trump en 2020, frente a Lula da Silva, quien tiene una ventaja de dos dígitos. en encuestas de opinión.